Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Antonio Suárez Santana

"Hay muchos 'Pinochos' por ahí, son embusteros a más no poder"

"Si una de esas cosas, de esas mentiras que han dicho, llega a ser real, pongo mi cargo a disposición. Se ha mentido sobre mí atropelladamente", enfatiza el presidente de la FIFLP

"Hay muchos 'Pinochos' por ahí, son embusteros a más no poder"

"Hay muchos 'Pinochos' por ahí, son embusteros a más no poder"

Acaba de ser reelegido como presidente de la Federación de Interinsular de Las Palmas (FIFLP), un cargo que ostenta desde 1989. Está a punto de cumplir 30 años en este puesto. ¿Qué le ha llevado a seguir en ligado a esta institución, al sillón presidencial?

Sobre todo el trabajo de mis compañeros de junta y la confianza que se me dado por todos los estamentos del fútbol. Estoy con una gran ilusión, como si estuviera comenzando de nuevo. Lógicamente, había que repetir.

¿No se cansa uno de esto después de 30 años?

En absoluto, con más brío.

¿Ha sido el proceso electoral más convulso de todos los que ha vivido?

No te diría. En la primera época también había mucha rivalidad, ahora no tanto. Desde 2006 a 2018 no había oposición. Sí la ha habido ahora recientemente, aunque con muchas descalificaciones. Ha sido lamentable.

Que haya oposición al menos resulta más "democrático", por así decirlo.

Es productivo. Así no bajo los brazos y estoy siempre atento, pero de todas formas no me han gustado las formas de esta oposición. Aunque, creo que no me equivoco, no ha habido oposición porque he sido el único candidato al final.

Las elecciones están judicializadas. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias admitió a trámite una denuncia de José Ramón Navarro, su oponente. ¿En qué punto está ese proceso judicial?

No lo sé, la verdad. Está en manos de los abogados. Tan pronto como se declinen, actuaremos en consecuencia. Ni más, ni menos. No conozco la situación actual, creo que se ha hecho un recurso a la Sala de lo Contencioso y sin más. Pronto sabremos a la situación a la que podremos llegar con esos recursos judiciales.

Con ese procedimiento judicial abierto, con la información que maneja de la mano de su gabinete jurídico, ¿cree que los juzgados pueden dejar sin efecto su presidencia?

No me lo imagino, sinceramente. La justicia tiene que actuar, bien en contra de esta situación o a favor.

Esta denuncia gira en torno al voto por correo y su uso, así como a la alteración del funcionamiento electoral, en base a las modificaciones de la ley electoral de la FIFLP, donde, por ejemplo, los árbitros parón de representar un 12% a un 20%. Le acusan de hacerse "un traje a medida" para ganar las elecciones y seguir en el cargo.

Nada de eso es cierto. El voto por correo está instituido y apoyado por la Junta de Garantías Electorales del Gobierno de Canarias. Siempre ha existido el voto por correo. No entiendo este machaqueo. Lógicamente, sí que nos hemos preocupado de dar facilidades a todos los votantes, asambleístas o no, de que el voto por correo es bueno porque hay mayor posibilidades de ir a votar. No todos pueden venir presencialmente. El voto por correo es útil en su totalidad. De la forma que en esta ocasión se ha hecho, creo que no se está informado debidamente.

Explíquelo.

Para la regulación del voto por correo hay que bajar desde la web un impreso y solicitar que se desea votar de esta manera. Después se les dirige a la Junta electoral, firmando con los datos personales, y cuando eso esté firmado se les facilita las papeletas con sus respectivos sobres. Cuando se rellene, para entregarlo, puede hacerlo por correo, mensajería o, como en este caso, se ha hecho todo por notario, que ha sido quien ha recepcionado todo. Ha sido el notario quien da fe del acto y lo entrega a la junta electoral. No es algo que se haya viciado por el camino ni manipulado por nadie. Solo del notario a la junta electoral y de ahí a las urnas.

¿Está tranquilo con lo que pueda pasar en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias?

Sí, muy sereno.

¿Siempre lo ha estado durante todo este tiempo, desde que José Ramón Navarro tuvo la intención de presentarse a presidir la FIFLP?

Desde septiembre de 2017 se llevan diciendo cosas improcedentes contra mí y contra mis compañeros de trabajo. Se han dicho unas mentiras... Hay muchos 'Pinochos' por ahí porque son embusteros a más no poder.

Habla de descalificaciones lamentables. Entiendo que cree que se ha intentado llevar al barro estas elecciones.

Así es. Lo que no se puede hacer es decir tantas mentiras que ni se ajustan a la realidad. Si una de esas cosas, de esas mentiras que han dicho, llega a ser real, pongo mi cargo a disposición. Se ha mentido sobre mí atropelladamente. No se pueden decir tantas mentiras ni tantas falacias. Me ha molestado. Hoy estoy satisfecho de lo que he hecho y seguiré haciendo.

Ha mantenido un silencio sepulcral en todo este tiempo. ¿Por qué adoptó esta postura?

Por supuesto. Es que yo no le hago el juego a nadie, salir a la palestra siendo presidente de la Federación, no es juego limpio. Me he mantenido en silencio. Cuando dimití para poder presentarme a presidente es cuando hablo. Ahora es mi momento. En todo un año, mientras mentían y me descalificaban, si no he salido es porque era el presidente de la FIFLP y no me pongo a la altura de estos impresentables.

En la Asamblea de julio, sin nombrarlo, acusó a José Ramón Navarro de "vender humo". ¿A qué se refería exactamente?

A las promesas de imposible cumplimiento. Pongo varios ejemplos: las rebajas en las tarifas de la mutualidad, que no se pueden hacer porque económicamente no se corresponden; las bajadas de los derechos arbitrales; las promesas de cargos directivos a gente para que se integrara con esos... Nosotros hemos estado 30 años y ninguno ha cobrado un céntimo de euro. Esto es altruista, totalmente. Los demás, venían a por puestos ejecutivos y pagados.

Habla de prometer puestos. Durante estos años se ha cernido la sospecha de que es así como ha conseguido ganar sus apoyos. ¿Hay trato de favor en la FIFLP?

Yo lo desconozco y llevo aquí casi 30 años. Jamás he guardado manía diabólica a un club, árbitro, entrenador o jugador que no me haya votado. Para mí son todos iguales. Soy el presidente de la Federación para todos, no hay privilegios ni ningún marginado.

Afirmaba Navarro que "esto no ha acabado, la fiesta empieza ahora". ¿Qué le sugiere?

Será que la derrota que ha tenido en las urnas le contenta. Me alegro de que sea una fiesta para ellos haber perdido en las urnas.

Ha sido reelegido como presidente de la FIFLP solo unos días después que Juan Padrón hiciera lo mismo en la Federación Tinerfeña de Fútbol (FTF). Padrón está implicado en el Caso Soule, pasó por la cárcel y quedó en libertad con fianza. Estuvo inhabilitado algunos meses y, aunque no hay sentencia firme, ¿cree que su imagen puede quedar dañada al compartir sillón con Padrón en la Federación Canaria de Fútbol? Sobre todo si la justicia le condena.

En absoluto. No tiene nada que ver una cosa de la otra. En la FTF hubo un registro. Aquí vinieron y pidieron unos documentos por ser Federación Canaria y punto. Aquí hemos salido airosos, no hasta el momento, sino que no hay otra cosa que investigar aquí dentro. En el caso de la FTF y Juan Padrón hay que pensar en la presunción de inocencia. Eso está en los juzgados y ya se verá. Pero no hagamos comparaciones odiosas porque eso fue una manipulación que desde el principio se otorgó por parte de los oponentes.

¿Cómo vivió el registro a este lugar?

Muy tranquilo, muy relajado. Atendimos a los agentes sin problemas. Nos pidieron unos datos y se los facilitamos. Salieron con una carpeta bajo el brazo, con eso se dice todo. Vinieron a por hechos que aquí no existían. Todos los registros se dan por sorpresa. Me llamaron, me presenté, me atendieron muy amablemente y en dos horas se marcharon tan tranquilos.

Conoce bien a Ángel María Villar, expresidente de la Real Federación Española de Fútbol. Está investigado en la Operación Soulé por apropiación indebida, administración desleal, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

Moralmente y personalmente nos afectó mucho a los que estábamos con Villar. No pensamos ni mucho menos que esas acusaciones puedan ser realidad y aún todavía dudamos muy mucho de que se den todas esas circunstancias. Los juzgados dirán. Nos cayó como un jarro de agua fría, no porque pensáramos que no podía hacer eso y lo ha hecho, en absoluto, lo que no pensábamos es que ese entramado estuviera dentro de la casa. Por lo tanto, la sorpresa fue mayúscula.

En una operación tan grande, ¿nadie se lo olía?

Que no le ocurra a nadie vivir algo así [silencio].

¿Ha vuelto a hablar con Villar?

Tuvimos un encuentro en Madrid el año pasado con el resto de compañeros y hablamos, pero sin más. Una buena relación, incrédulos con lo que se estaba cociendo. Ahora el caso sigue adelante y no se ha determinado nada.

Trabajó con Juan Luis Larrea, expresidente ocho meses de la RFEF y hombre de Villar. Sin embargo, en las últimas elecciones dejó a Larrea para apoyar a Luis Rubiales. ¿Por qué? ¿Quería dejar atrás el nombre de Villar?

Nosotros en reunión de directivos optamos por una situación de las dos: o elegir por la continuidad de Larrea, al que ya conocíamos, o innovar con Rubiales. Nos reunimos con él y mi relación con Rubiales había sido buena siempre, cuando era presidente de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles). Nos trasladó su plan de trabajo y sus ideas. Larrea nunca me pidió el voto. Yo sabía como trabajaba porque era de los más antiguos de la casa y no me ilusionaba lo que pretendía hacer. El resultado electoral dio su veredicto.

Ahora es vicepresidente de la RFEF. ¿Qué cambios se ven con Luis Rubiales?

Sustancial, sobre todo en el operativo. Hay técnicos especializados en cualquier departamento, gente muy válida, un secretario general muy competente, impresionante. Lógicamente ha habido que prescindir de algunos empleados que llevaban un tiempo allí, pero que su rendimiento no era el óptimo de cara a los recursos humanos que se precisaban. Ha entrado nueva gente y espero y deseo que antes de que termine 2020 quede clarificado el trabajo que se ha hecho, donde se están depurando muchas situaciones que antes se hacían sin más.

Habla del antes, pero es que antes también estaba usted allí.

Sí, pero solo como vocal. No entraba en el fondo del caldero.

¿Y ahora sí?

Sí y con responsabilidad.

La selección española de fútbol estuvo hace solo unas semanas aquí en Gran Canaria. Imagino que esperaba otro ambiente en el duelo ante Bosnia.

Sí. Primero, esperaba que España estuviera clasificada para la final de la Liga de las Naciones. Después, que el tiempo nos acompañase, cosa que no se dio, en un partido amistoso que ya estaba comprometido por Rubiales al que no podíamos decir que no. Había otras territoriales que querían ese partido, que conste. La gente no se animó y solo pudimos meter 18.000 espectadores.

Durante esos días, el Consejo Superior de Deportes pidió al Tribunal Administrativo del Deporte que expedientara a 16 presidentes territoriales, entre ellos usted, por apoyar a Villar en las elecciones de 2017. ¿Qué sabe de ello?

Ese tema llegó por la denuncia de Miguel Galán por entender que hicimos campaña a favor de Villar. Si no me equivoco, no le harán mucho caso al tema. Tengo una carta del señor Galán con una coacción que no deja a nadie inmóvil.

¿Por qué el fútbol está en este continuo jaleo?

Porque es el deporte más importante. Mucha gente se quiere subir al carro y no todos están preparados para hacerlo. El fútbol es un plato exquisito para muchos, sobre todo para los predadores.

Si tuviera que valorar el estado de salud del fútbol en Las Palmas, ¿cómo sería?

Mejorable, no nos engañemos. Muy mejorable. Con respecto a años atrás, ha mejorado muchísimo. Le daría un notable.

¿Y el fútbol regional, en par-ticular? Se han pasado de dos grupos en Segunda a solo uno, Las Palmas Atlético es el único representante en Segunda B, después de juveniles muchos jugadores dejan el fútbol...

El crecimiento debe ser de base hacia arriba, donde tenemos récord. ¿Por qué no se crece en sénior? Porque pierde el atractivo para muchos deportistas. Aparte, están las carencias de muchos equipos por falta de patrocinios y apoyos. Lo que hemos hecho es bajar las cuotas de mutualidad en Tercera, Preferente, Primera y Segunda, lo hemos bajado notablemente dentro del acuerdo que conseguimos con la Dirección General de Seguros. Tengo previsto hacer una comisión de seguimiento de fútbol regional y fútbol sala. Estamos con una ilusión tremenda por recuperar ambos sectores.

Compartir el artículo

stats