Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Fidel Chaves

"Algo no haré bien si dos técnicos no me brindan su confianza"

"La UD es la mejor entidad en la que he estado, y la devolveré al lugar que merece", afirma

"Algo no haré bien si dos técnicos no me brindan su confianza"

"Algo no haré bien si dos técnicos no me brindan su confianza"

Los medios dicen que es el salvador. La solución para huir del abismo. ¿Y por qué no juega?

Milito en un equipo de enorme competencia y algo no haré bien para que los dos entrenadores que he tenido [Jiménez y Herrera], pues no me hayan brindado la confianza que tienen otros compañeros. Con Herrera, van dos partidos y decidió poner a otros. Estoy tranquilo, trabajo día a día y espero que llegue la oportunidad. Mi rol sigue intacto: ayudar y aportar.

Con el atasco de la medular, jugar por banda parece un pecado. ¿Cómo lo ve un extremo?

Son decisiones técnicas. Cuando se aplica un cambio de sistema es para extraer el máximo rendimiento. Con el anterior [Jiménez], jugamos sin bandas y tres por dentro. Goleada (3-0) [al Numancia] y se optó por darle continuidad. Y luego, no salió del todo bien. No tuvimos frescura ni las ocasiones que disponíamos. Los futbolistas de banda salimos un poco perjudicados.

¿Cambiará su situación?

Sí, en Segunda la temporada es muy larga. Hay momentos y oportunidades, tengo que estar preparado. Cuando llegue, debo aprovecharla y aportar lo máximo de mí.

Ante el Almería fue el mejor y desapareció del mapa. Afición y entorno le reclaman. ¿En qué se refugia ante la injusticia?

Es complicado, semana tras semana ves que no gozas de oportunidades. Hay días peores y mejores. Son situaciones que debes pasar. No es la primera vez que me ocurre. El curso pasado ya lo viví [en el Almería].Al final, fui importante, pude jugar y aporté cosas (...) El míster confía en otros, somos profesionales. Cuando no estás en el campo, ayudas de otra forma. Eso es lo que intento día a día, respaldar a los otros compañeros que juegan en mi posición. Cuando yo tenga minutos, ellos me ayudarán a mí.

No esperaba esto en verano...

Evidentemente no, uno viene con la ilusión de ser importante. El trabajo del día a día da sus frutos y estoy listo. Habrá oportunidades. El campo pone a cada uno en su sitio.

¿Le reconforta que los medios de comunicación le etiqueten como el 'salvavidas' o el mejor reclamo de electricidad para dinamitar las murallas visitantes?

No leo la prensa, pero sí me reconforta. Al final, es la confirmación de que cuando jugué, lo intenté. Busqué que saliese.Estamos en un momento complicado, hay que aferrarse a todo. Es cuando más puedes ayudar, y más te duele no estar.

En la banda, todo es más duro. Vive en una máquina de tortura...

Es complicado encadenar tantas jornadas sin jugar. Esto del fútbol es muy individualista, un poco egoísta. Todos quieren jugar. Somos 24 y me toca la parte más fea. Durante muchos años, jugué [contabiliza 214 duelos en Segunda y 60 en Primera]. Ahora, un rol diferente. Hay que aprender, sobreponerse a todo.

¿Qué le dijo Jiménez ? ¿Y Herrera? ¿Alguna explicación?

Manolo me dijo que trabajé fenomenal pero que tenía que poner a otro. Es respetable, no le guardo rencor.Es un entrenador más, que me ha hecho crecer y aprender. En relación a Paco, tuve una conversación.Es cercano, me dijo que sería importante. Llegará mi momento.

Lo apostaría todo, es decir, un millón de euros, a que juega en Lugo de titular en el Ángel Carro.

No, no apostaría. No entro en las alineaciones. Estoy preparado para jugar. Hubo semanas que sí me llevé un palo duro. Pensaba que podía entrar y no fue así (...) Se toman decisiones por el bien del equipo de Las Palmas. No miro lo individual.

Ante el Oviedo, había rostros de abatimiendo. El drama de la UD salpica a lo mental.

Totalmente de acuerdo, es un momento de bloqueo importante. Van diez partidos: una victoria. Los números hablan por sí solos, somos conscientes de que se hizo un equipo para mucho más. El objetivo sabemos cuál es, no hay que esconderlo. Tenemos que ganar lo antes posible. Es la única forma de salir de este bache. Si enganchas dos victorias, y más en Segunda, te aúpa...Te mete en dinámica positiva, luego tenemos un partido precioso [ante el Tenerife]. Todo pasa por Lugo. Si conseguimos sacar el partido, es el ansiado punto de inflexión. El otro día, era normal que hubiese caras de frustración, de decepción al ´termino del encuentro ante el Oviedo...Espérabamos conseguir la victoria en casa ante nuestra afición, y nos fuimos un poco decepcionados. Pero lograremos levantarnos.

Herrera aboga por una revolución silenciosa. No toca el sistema, no recupera los extremos... ¿Es lo mejor terapia?

Es difícil, me pongo en su situación. Es complicado llegar y cambiar a muchos jugadores. Esto termina perjudicando al clima del grupo. Hay jugadores muy importantes, de mucho peso, con experiencia y calidad. Cualquiera de ellos puede solventar situaciones que se nos escapan. Lo está intentando.Iremos mejorando con el paso de las semanas. El primer partido fue un palo duro, y el siguiente, se engancharon sensaciones. Iremos adquiriendo sus conceptos.

¿Qué le pasa a la UD de visitante? Han volado quince puntos.

En casa, no hemos perdido. Hay que ganar de siete a ocho partidos fuera de casa. Nos está costando; es difícil con estos números. Hay que ganar lo antes posible. ¡Ya!

¿Se habla del derbi?

Es muy importante para la afición. Es el partido del año. No hay que volverse locos. Ahora, solo pensamos en el Lugo. El derbi es bonito y sí, se mira de reojo.

Más allá de sus 309', ¿con qué se queda de la UD? Desvele su fotograma dorado de la Isla.

Resalto la institución, es un club fantástico. A nivel deportivo, de infraestructura...Es fantástico. El mejor donde he estado en todos los aspectos. Intentaré devolverlo al escenario que merece.

Sigue pensando que la UD es un grande de Segunda, el Real Madrid del planeta de plata...

Totalmente de acuerdo, es un equipo que viene haciendo las cosas muy bien en Primera los últimos años. El curso pasado fue una temporada difícil, tremendamente complicada. Hay que intentar devolver a la UD al lugar que merece. No dejaré de luchar por conquistarlo, se lo debemos a la afición.

Compartir el artículo

stats