Natxo González, técnico del Deportivo de La Coruña, advirtió de que, "cuando hay un cambio de entrenador", como el que ha afrontado la UD Las Palmas antes de visitar Riazor, "siempre hay una reacción a nivel individual y colectivo".

"Vamos a tener mucha oposición, un equipo importante enfrente, con buenos futbolistas y cada vez con menos margen para poder disputar el ascenso", comentó.

El preparador, además, recetó ser más contundentes en las áreas para que su equipo, que al igual que la UD todavía no ha perdido en casa, vuelva a la senda del triunfo. "Tenemos que concretar más y que todos sepamos qué hay que hacer en los últimos minutos. El otro día se vio que no lo tenemos del todo claro, que unos quieren ir hacia arriba y otros hacia atrás y pierdes consistencia", apuntó el exentrenador del Real Zaragoza en la previa del partido.