Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polideportivo

De vuelta a donde empezó todo

Mansur Muti 'Sury' pelea un año después en La Gallera del López Socas, el ring que vio su debut como profesional | "Es un lugar especial por su historia y la gente", relata

El boxeador grancanario Mansur Muti 'Sury', en el Gym Puerto, casa del Team Formento. JOSÉ CARLOS GUERRA

"La Gallera es un sitio especial por la historia que tiene, pero es que boxear en casa, delante de tu gente, solo verte ahí subido en el ring te motiva de una manera especial". Poco más de un año después de su última pelea en casa, sobre el cuadrilátero del López Socas, Mansur Muti 'Sury' vuelve a ponerse los guantes en Gran Canaria. Lo hará como uno de los platos fuertes de la velada Delirious Night , que verá el regreso de Cristian Montilla 'Pluto', bicampeón de España, que regresa tras casi dos años sin pelear.

Volver a La Gallera es hacerlo al punto inicial del profesionalismo de 'Sury', que debutó en este mundo en 2016 ante Georgian Popescu. Desde entonces, acumula un balance de 4-1-0, con un último combate que archivó con victoria ante el galo Matiouze Royer en la localidad guipuzcoana de Rentería. "Desde que empecé, además de la experiencia, ahora controlo más el peso, los entrenamientos, el tema físico. He avanzado bastante y espero poder demostrarlo", reconoce el púgil de Maspalomas.

La preparación para la cita de mañana (apertura de puertas a las 19.00 y primer combate a las 20.00 horas) ha ido sobre ruedas. "Hemos practicado ocho o diez asaltos, pero acabando muy bien siempre físicamente. Me encuentro fuerte, con todo encaminado", asegura Sury, que ha contado con hombres como John Dickson, Omar Santana o Máximo Suárez de sparrings. "Hay mucho nivel aquí", resalta.

Todo supervisado por Carlos Formento, entrenador y mentor del boxeador grancanario. "Es casi como un padre. Nos ayuda en todo lo que puede, se presta a echarnos una mano y psicológicamente es un 'crack'. No deja que los 'pajaritos' te ronden la cabeza, nos centra un montón", agrega.

A por el Nacional

Después de este combate, su sexto como profesional, Sury está pendiente de confirmar su primera pelea fuera de España. "Estamos trabajando para pactar un combate en Ucrania. Después en mayo, hay otra velada aquí en Canarias donde espero que cuenten conmigo. Después de esas dos peleas, me gustaría optar al nacional y poder seguir los pasos de mi compañero Nano Santana [aspirante al nacional del peso gallo], que estoy seguro de que se traerá el cinturón para acá", relata.

Pero de momento, lo primero está en La Gallera con el húngaro István Szücs delante (4-12-1). "Es un boxeador que llega del kickboxing, no sé muy bien cómo lo hace ni cómo será, ya que nos dieron el rival hace poco", sentencia Sury, que resume su vida entre su preparación sobre el ring, su academia en Telde, las oposiciones a Policía Nacional y su trabajo en una discoteca del Sur los fines de semana. "Es lo que no se ve cuando te subes al ring, pero disfrutar de ese momento vale todo el sacrificio previo que hay que pasar", señala Sury ante su vuelta a casa.

Compartir el artículo

stats