Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sky Gran Canaria

"Hasta enero de este año seguía trabajando en la construcción"

"Me impresiona Gran Canaria, pasas de la costa a la montaña en pocos kilómetros", indica Jordi Gamito, corredor de ultra-trail

¿Cómo se convierte un albañil en un corredor de montaña de éxito?

Sobre todo con mucho esfuerzo y perseverancia. Solo hay que prepararse un objetivo e ir a por él, independientemente del trabajo que tengas.

Pero la albañilería es un trabajo eminentemente físico. ¿Cómo ha podido compaginarlo?

Empecé trabajando diez horas y el resto del tiempo entrenaba. Pero la construcción desgasta mucho y poco a poco he ido quitando horas. Pasé a siete, luego a cinco... Llegué a mudarme de Playa de Aro a Camprodón, en la montaña, porque allí sí que entendían que trabajara sólo media jornada para correr.

Y por fin se ha convertido en profesional. ¿Cómo es ahora su día a día?

Sí. Hasta enero de este año seguía trabajando en la construcción, pero lo he dejado para correr. Una lesión me ha tenido apartado. Ahora ya sí me reparto el día entre el entrenamiento y el descanso.

¿Entonces ya vive de esto?

Esa es la meta, aunque el objetivo principal es disfrutar de lo que hacemos, de lo que verdaderamente me llena, que es correr por la montaña; luego, si puedo tirarme unos añitos viviendo de esto, pues mejor. Tiempo al tiempo. Lo importante es ir reto a reto.

Mont Blanc, Everest? ¿Qué significaron esas carreras para alguien que no se dedicaba profesionalmente a esto?

En el caso de la llegada al Mont Blanc, llevaba dos meses trabajando únicamente para esa carrera, así que resultó muy especial. Igual ocurrió con el Everest, quería ganar.

Con el trabajo que le costaba estar allí, ¿qué le motivaba, en qué pensaba?

En cada una de las carreras siempre pienso en mi padre, que falleció cuando yo tenía 19 años. Donde sea, él está conmigo siempre, día a día.

Debían estar muy unidos.

Sí, mis padres estaban separados y vivía con él. Falleció en un accidente de coche. A partir de ahí me cambió la vida. Quizás si aquello no hubiera ocurrido hoy no sería quien soy.

¿Asfalto o montaña?

Montaña, siempre.

Las ultras que disputa llegan a significar hasta 20 horas corriendo. ¿Cómo se hace eso?

Entrenando poco a poco y con las pautas de mi entrenado. Además escucho música y llevo intercalados mensajes de voz que me mandan los amigos animándome. No te quita el sufrimiento, pero te evades un poquito.

¿Quiénes le suelen ayudar para los avituallamientos? ¿Familia, pareja??

Me separé hace unos meses, no tengo pareja. Y para mí, mi familia son los amigos. Uno de ellos, Sergio, lleva ya dos años acompañándome a todas las carreras y se trae a toda su familia con él. Lo considero como un hermano.

¿Come algo especial para competir?

Normalmente carbohidratos. Sándwiches de mermelada, membrillo, jamón ibérico...

¿Y después? ¿Cómo se recupera uno de algo así?

Después siempre hay un día en el que como de todo lo que me he estado privando. Aunque sólo sea un día; después, otra vez a cuidarse.

¿Y es de los que en vacaciones cuelga las zapatillas?

Normalmente mis vacaciones son para correr. Cuando me toca parar a mí me cuesta.

Su próximo reto, la Be Cordial Sky Gran Canaria Skoda.

Una carrera de mucho sendero, poco asfalto, por algunas de las zonas más bonitas de la Isla. Voy a disfrutar. Para mí, además, esta carrera marca el inicio de temporada, al llevar tres meses lesionado. Por eso estoy deseando correrla. Tengo muchas ganas. Recibo mucho cariño aquí.

A usted que es de costa, ¿qué le parece eso de empezar en la playa, subir al pico más alto de la Isla y volver a nivel del mar?

Me impresiona Gran Canaria, pasas de la costa a la montaña en pocos kilómetros. Estás en la playa y, de golpe y porrazo, estás corriendo en la montaña. El clima, los paisajes... Me parece un sitio increíble. Sobre todo el terreno montañoso, porque uno piensa que va a una isla en la que sólo hay playa, y encima te encuentras esas montañas muy altas, con desniveles muy abruptos, eso es lo que más marca de correr en esta tierra.

¿Cómo llega a la carrera?

Será mi primera ultra de la temporada. Llevo cuatro semanas entrenando después de la lesión. Quizás no llegue al 100%, pero estoy motivado al 300%. El objetivo es bajar de las ocho horas que hizo Daniel Jung-ganador de la edición de 2018-.

¿Qué le diría a un corredor que no conozca esta prueba?

Que participe, que disfrute de un circuito que es de lujo. Que disfruten a cada paso, porque carreras como esta no hay muchas.

Compartir el artículo

stats