Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Kepa Larumbe

"Estadísticamente se amañan pocos partidos de fútbol"

"En España no hay ningún caso que haya terminado con sentencia, ya sea a favor o en contra", señala el abogado y miembro del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)

Kepa Larumbe, miembro del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), en la playa de Las Canteras. JOSÉ CARLOS GUERRA

¿Qué advertencias o información ha trasmitido a los clubes y jugadores locales?

Todo lo que está involucrado en el ámbito futbolístico. No es cuestión de advertir, sino de explicar qué es lo que está prohibido y lo que no. Porque muchas veces se desconoce; por ejemplo, las primas a terceros. Muchos piensan que están bien porque es un incentivo por ganar. Sin embargo, el código disciplinario de la Federación Española de Fútbol lo contempla como una infracción. También hay desconocimiento sobre los amaños, que si se dan determinadas circunstancias son considerados un delito y puedes acabar en la cárcel. ¿Es eso advertir o meter miedo?, creo que no. Simplemente es explicar la regulación que existe y sus consecuencias.

Porque se puede amañar un partido de muchas maneras, no solo en el resultado...

Todo lo que sea manipular un evento singular dentro de un partido lo es. Como el ejemplo de los córners. Si los jugadores de un equipo apuestan porque van a llegar a cinco saques de esquina y juegan a que suceda eso, no determina el resultado, pero ya han manipulado el partido.

¿Esto es nuevo?

Los amaños no son una cuestión nueva. No han comenzado hace cinco años. Desde que el deporte es competición siempre va a haber alguien que quiere hacer trampas, ya sea con dopaje o con amaños. Antiguamente, el objetivo estaba claro, ganar. Ahora tiene otros matices, sobre todo con la proliferación de las casas de apuestas, que es ganar dinero. Ya no solo con el resultado final, sino con los eventos singulares sobre los que se puede apostar en cualquier casa de apuestas, como el de los córners o el de las tarjetas amarillas.

¿Cuáles son los colectivos más vulnerables a los amaños?

Sobre todo aquellos que tienen necesidades económicas. Normalmente pueden ser jugadores o árbitros de categorías inferiores que no cobran nada o muy poco. En los casos de Primera División suele haber una extorsión detrás o un problema muy gordo. El riesgo está en esas categorías donde se puede hacer más dinero con el amaño que con lo que ganan.

¿Esto sucede en más casos de los de los que se detectan?

Esto es muy difícil de calibrar. Al final lo que sabemos es lo que se ve. A veces vemos que salen investigaciones de partidos que no son de ahora, sino de hace años. Lo que pasa es que en España no hay ningún caso que haya terminado con sentencia, ni a favor ni en contra. El que está más próximo a finalizar es la investigación por el partido de 2011 entre Levante y Zaragoza. ¡De hace ocho años! El proceso penal va muy despacio porque tiene que respetar muchas garantías.

¿Pero pasa mucho?

Estadísticamente se amañan pocos partidos de fútbol, pasa poco. Se juegan muchísimos partidos en España cada fin de semana y los que se investigan por sospechas son dos o tres partidos cada temporada.

¿Hacen falta más mecanismos de control?

Existen ya, pero puede ser que hagan falta más. Las federaciones tienen sus departamentos de integridad o de seguridad, también los tiene LaLiga. Estos normalmente trabajan codo a codo con la policía, la Dirección General de la Ordenación del Juego y con las casas de apuestas. Estas también tienen mucho interés en que no hayan amaños porque salen perdiendo dinero.

¿Cuál sería el siguiente paso?

Creo que tendría que haber más apoyo al fomento de las denuncias, porque para que los amaños se investiguen hace falta que alguien lo denuncie. Es muy difícil ver una denuncia por este tipo de cuestiones. El resto pasa por labores de concienciación y sensibilizar, cosas como las que está haciendo la Federación Española de Fútbol.

Compartir el artículo

stats