Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ferino V, tras dos años de parón, quiere volver a la cima

El excampeón de Europa del peso wélter retoma la actividad boxística bajo la supervisión del preparador Carlos Formento

Ceferino Rodríguez Noda, Ferino V, muestra sus puños durante una de sus sesiones preparatorias en la instalaciones del Boxing Team Formento, en la zona portuaria de la capital grancanaria. ANDRÉS CRUZ

El renacer del monarca caído. Ceferino Rodríguez Noda, Ferino V como se le conoce en el mundo del boxeo, vuelve al cuadrilátero. Lo hace con un objetivo entre ceja y ceja, llegar de nuevo a lo más alto, a la cima que conquistó en 2016 al proclamarse campeón de Europa del peso wélter. El púgil, tras un largo parón, retoma la actividad boxística. Y no sólo entre las doce cuerdas. Protagoniza un cuento infantil ( Ferino V, segundos fuera) que acaba de ver la luz y en el que "se busca transmitir la esencia de este deporte a través de mi vida".

Dos años de paréntesis y con más ganas que nunca encara su preparación para la vuelta al exigente mundo del boxeo. "Tengo muchas ganas de volver a ponerme los guantes y competir, pero hasta entonces toca seguir trabajando hasta que encuentre rival", admite el teldense.

Retornar a la cima del monte de los elegidos. Esa es su ambición y ganas le sobran. El proceso no ha variado. Bajo las órdenes de Carlos Formento trabaja duro para llegar en óptimas condiciones a su primer combate.

"Trabajar con él es un lujo, especialmente por la buena armonía que hay en el gimnasio. Esto se agradece porque asó los inicios no se hacen tan cuesta arriba", indica sonriente el púgil.

El descanso le ha venido bien, aunque añade que en este tiempo ha estado activo para no perder la forma: "Me gusta hacer deporte. He estado entrenando, pero es verdad que el boxeo lo tenía un poco apartado. He hecho crossfit y he estado corriendo para mantener la forma. Aún así, se echa en falta esa adrenalina, ese cosquilleo en el estómago de salir a competir", recalca.

Mientras pasaban los días, Ferino tuvo que conformarse con ver la evolución de los púgiles grancanarios que vienen pisando fuerte. Una gran camada en la que sobresalen, entre otros, el olímpico Samuel Carmona, Nano Gallito Santana o Sury Muti.

"Creo que actualmente en Canarias tenemos un vivero bastante bueno de boxeadores. Se nota el gran trabajo de preparación que se está realizando, y ahí estamos animándolos porque este mundo es realmente difícil", asegura el teldense.

Sobre la derrota de Santana ante el colombiano Fran Mendoza en el Pabellón La Casilla de Bilbao, apunta que aunque no se llevó la victoria, "se notó su evolución boxística". "Se trata de un púgil muy joven; tiene mucho por aprender, como yo, pero él es un boxeador que sabe corregir bastante rápido sus errores y le auguro grandes éxitos".

Mientras veía los avances de sus colegas de ring, se mantenía ocupado con un proyecto novedoso e ilusionante destinado a los niños. La historia de narrar su vida. Todo un ejercicio de reflexión, de abrirse emocionalmente.

La idea de protagonizar Ferino V, segundos fuera, obra del profesor y escritor Antonio de Benito, surgió hace varios años. "La gente solo ve los momentos de triunfo y de gloria, pero detrás de todo eso existe un duro proceso: levantarte por las mañanas cansado, tener que entrenar, luchar, momentos de bajón, rivales que tenemos ya para boxear y se nos caen", confiesa.

A través del cuento infantil se puede hacer un seguimiento a la vida del boxeador, viajando por los instantes importantes de su trayectoria, como la victoria en el Gran Canaria Arena en aquella pelea en la que se proclamó campeón continental ante su público.

También se hace mención una figura de vital importancia para él, su madre: "Aparece su nombre, Margot, y pequeños fragmentos que narran mi carrera. Para mí es increíble poder transmitir a los niños mis vivencias, y que este cuento les sirva de ayuda como ejemplo de superación personal", declara el exmonarca de peso wélter.

La obra resume sus vivencias a lo largo de sus 18 años sobre el ring, contadas a través de las 25 páginas que componen el relato. "Igual se hacen un poco cortas para el sufrimiento y las piedras que me he encontrado en el camino. Lesiones, momentos de bajón y de subidón, fracasos...; pero todos ellos son parte del proceso", confiesa.

Toma de decisiones en el duro viaje de la vida que le han llevado a compaginar los entrenamientos con su trabajo. "Me tuve que apartar del boxeo para trabajar en una empresa familiar, porque yo solo gano si boxeo. Por ello he tenido que trabajar y buscarse la vida. Ahora estoy centrado en boxear porque el trabajo no es compatible. Al final compaginar ambas cosas resultaba costoso por el tema de transporte, dietas, entrenamientos y estoy preparándome unas oposiciones", relata. Ahora, Ferino busca recuperar el tiempo perdido para intentar conseguir algo grande, "porque hay que luchar por los sueños que uno tiene cueste lo que cueste".

Compartir el artículo

stats