Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreras por montaña

Dolor y gratitud

El corredor noruego Hans Kristian Smedsrød fue rescatado por un helicóptero en Cruz Grande tras sufrir una caída - El deportista, agradecido con sus rescatadores

El corredor, en Las Canteras, muestra sus 'heridas de guerra'.

El corredor, en Las Canteras, muestra sus 'heridas de guerra'. LP / DLP

Era el último entrenamiento en Gran Canaria después de tres semanas por la Isla. El joven corredor de montaña noruego Hans Kristian Smedsrød (décimo séptimo en la pasada edición de la Transvulcania, tercero en la Everest Trail Race 2019 y representante de la selección de su país en el mundial de trail celebrado el año pasado en Portugal) disfrutaba el pasado jueves junto a un grupo de compatriotas de un recorrido que casi conoce de memoria, que iba desde Tejeda hasta Maspalomas. Cuando había pasado el camino de La Plata sufrió una caída, se rompió unos huesos de la nariz y comenzó a sangrar abundantemente. Un helicóptero del Grupo de Emergencias y Seguridad (GES) del Gobierno de Canarias acudió para proceder a su rescate y traslado hasta el Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. A las pocas horas recibió el alta y a través de este periódico quiere hacer llegar su agradecimiento a sus rescatadores.

Hans narra en su cuenta de Instagram (@hanserino) cómo ocurrió todo. Como ya había pasado el año pasado, a mitad de enero llegó a la Isla junto a un grupo de corredores amateurs de su país para realizar un campamento en la Isla. La base la tenían en Tejeda. Durante tres semanas estuvieron recorriendo diferentes rincones de la Cumbre y el Sur y escalaron algunas de las paredes que ofrece la Isla. La experiencia iba a las mil maravillas. El jueves el tiempo volvía a acompañar. Mientras en la parte baja la calima asfixiaba a media Gran Canaria, este corredor de montaña disfrutaba de lo que calificó como "un día idílico".

Y comenzó el último entrenamiento: de la Cumbre a Maspalomas, un recorrido que ya había realizado con anterioridad "cuatro o cinco" veces. Cuando llevaban aproximadamente 11 kilómetros, poco después de pasar el empedrado del Camino de La Plata, ocurrió el accidente en una zona "extremadamente técnica". "De repente no puedo pensar hasta que mi cara y la Madre Tierra tienen relaciones sexuales", bromea. Es entonces cuando se produce la caída y su rostro impacta con el suelo. "Antes de darme cuenta, hay salpicaduras de sangre por todas partes y pierdo la vista. Me desmayo y estoy 'fuera' durante unos 30 segundos", queda inconsciente. "Me despierto", continúa, "por el hecho de que la gente está a mi alrededor". Las imágenes que el mismo atleta sube a sus redes sociales, en las que se le ve ensangrentado, refleja la dureza del impacto.

Quienes le acompañaban fueron los primeros en atenderlo. Con la ropa que llevaban consiguieron tapar las diferentes heridas por las que la sangre salía a borbotones. Para que su cuerpo no perdiera calor, le pusieron varias mantas térmicas por encima y un abrigo. Mientras tanto, Hans veía cómo la adrenalina dejaba de hacer su efecto y comenzaba a tener los primeros dolores. En ese instante lidiaba con el "chorro de sangre" que salía de uno de los párpados, "como en la UFC competiciones de artes marciales- cuando todos están de acuerdo en que el árbitro realmente debe detener la pelea", dice con sorna. "Después de una hora de caos, unos héroes con uniforme llegaron desde el cielo", en referencia al GES.

Luego llegó el rescate. Lo izaron hasta el helicóptero y lo trasladaron al citado hospital de la capital grancanaria. Allí le pusieron varios puntos. "Terminé con solo una rotura en la nariz y dentro de la cavidad ocular y una gran cantidad de cortes profundos alrededor de los ojos", señala. Como muestra, sube una fotografía con sus heridas de guerra en la terraza de un bar de la playa de Las Canteras. Horas después, agradece a través de este periódico el trabajo realizado por el GES, "no pude hacerlo en el momento por el mal estado en que me encontraba", y también al resto de medios que fueron movilizados para la emergencia: componentes de Medio Ambiente, Bomberos de San Bartolomé de Tirajana, Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional y el Servicio de Urgencias Canario.

Hans, de 30 años y que además cuenta con un blog donde entrevista a conocidos corredores de trail, adelanta que en un próximo podcast -programas similares a los de radio que se pueden escuchar en internet- hablará sobre lo sucedido y de la importancia de la seguridad en senderos y montañas. Lo escribe un día después del incidente, ya de camino a la Patagonia chilena donde continuará con su preparación para la Ultra Trail Mt. Fuji en Japón.

Compartir el artículo

stats