Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vela latina

'Tara del Mar', el regreso del ídolo a la bahía

Carmen Delia Hernández y Carmen Hinojal lideran la vuelta del bote femenino

'Tara del Mar', el regreso del ídolo a la bahía

'Tara del Mar', el regreso del ídolo a la bahía

Cinco años después de su último adiós a la competición y del posterior descanso en su anguila, el Tara del Mar regresa con su número 37 en todo lo alto de la vela para surcar las aguas de la bahía capitalina e intentar recuperar el cariño que siempre mostró la familia botera a la embarcación a la que se reconocía como el bote de las mujeres durante más de 17 años de competición.

Un retorno del que tienen mucha culpa dos veteranas. Hablamos de Carmen Delia Hernández, que comenzó a navegar en esta embarcación en 1998, y Carmen Hinojal, que se iniciaba un año después. Las dos han puesto mucho empeño en estos tres últimos años para echar de nuevo el bote al agua y recuperar aquellos viejos tiempos ricos en recuerdos, alegrías y amistades.

Ellas son las alma máter del nuevo proyecto del Tara del Mar. Como parte del equipo del Comité de Regatas, añoraban, recordaban y soñaban con el pronto regreso de su casco a la competición de Vela latina.

Carmen Delia explica que sufrían cuando veían varado el bote en el que habían disfrutado durante mucho tiempo, y cómo este se iba deteriorando. "Es por lo que queríamos verlo resurgir de nuevo", apunta.

La vuelta se va acercando no solo por su empeño y el de la gente que está involucrada en el proyecto. Mari Carmen Hinojal aplaude y agradece "la colaboración que nos presta la Federación y la de muchos compañeros de otros clubes, que nos han ayudado bastante y se han portado de maravilla".

El volver a empezar de cero no ha resultado nada fácil. Echar un bote al mar otra vez es complicado, sobre todo cuando el material que tienen que utilizar a lo largo de la temporada es escaso. Han tenido que recurrir a las aportaciones particulares para intentar conseguirlo.

A ello se le une la necesidad de formar una tripulación, enseñarla y familiarizarla con los distintos puestos, nombres y términos del casco. "Ahora mismo contamos con 24 chicas de entre 19 y 52 años. Son todas nuevas en este deporte; han venido por primera vez y estamos encantadas por el enorme interés que están demostrando en conocer todos los entresijos de nuestro deporte", señalaba una de las responsables del Tara del Mar.

Estas mujeres, como nos apunta Carmen Delia, se fueron incorporando gracias "al boca a boca y a través de las redes sociales, donde hemos lanzado nuestra llamamiento; incluso, aún estamos pendiente de que se sumen chicas de Tenerife y Lanzarote".

Sobre el trabajo realizado hasta el día de hoy, las dos veteranas comentaban que este arrancó el pasado mes de noviembre con los botes escuelas. Y afirman convencidas que "el bote saldrá después de llevar tres años intentándolo; hemos conseguido un grupo nuevo y lleno de ilusión". Carmen Hinojal cuenta que "han mareado, han trabucado y siguen contentas, y ya solo falta salir del túnel".

Sin pretensiones de ningún tipo, el objetivo está claro. "Volver a sacar el bote, echarlo al mar y competir, y que sea con mujeres", comenta Carmen Delia, que añadía que "el Tara del Mar nació para dar oportunidades de navegar a la mujer".

"En el resto de botes no hay muchas oportunidades, solo hay una o dos mujeres, y aquí van a tener esa oportunidad", explica. Al respecto, su compañera Mari Carmen manifiesta que "este año somos consciente de que la tripulación es nueva y estamos para aprender. El objetivo ahora es salir y llegar; si lo conseguimos, va a ser una victoria en cada regata que lo logremos". Por el momento la ilusión de ambas han contagiado al resto. Todas esperan ansiosas el arranque del curso 2020.

Compartir el artículo

stats