Miguel Ángel Domínguez, nuevo presidente de la Federación de Automovilismo de Las Palmas, daba a conocer ayer a su equipo de trabajo. Felu Gil será vicepresidenta y Gregorio Toledo asume la funciones de secretario; por su parte, Julia María Betancor, actuará como vocal en la isla de Lanzarote y Elías Santiago Badra es el vocal delegado en Fuerteventura.

El mandatario toma las riendas federativas ofreciendo un carácter conciliador. Ha creado nueve comisiones para coordinar los diferentes estamentos, que en total las componen 29 miembros.

Miguel Ángel Domínguez se marca como prioridad recuperar la imagen federativa, transmitir ilusión y motivación y aportar profesionalidad y responsabilidad en cada uno de los estamentos deportivos.

"Hemos encontrado la Federación de Las Palmas en un estado calamitoso, tanto económico como de material y de desorganización. Han dilapidado el apartado económico, por lo que a la espera de la auditoria, podríamos encontrarnos en números rojos", dijo en su alocución Domínguez, que sustituye en el cargo a Miguel Ángel Toledo tras ganar la moción de censura presentada el mes pasado en la que tuvo que mediar la Federación Canaria y la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias.

El nuevo presidente afirmaba que "se ha utilizado dinero federativo para las organizaciones de pruebas". "La situación económica es muy delicada y todavía hay material que no se encuentra en la sede federativa, un cúmulo de despropósitos", apuntaba.

"La Federación de Las Palmas no va a organizar pruebas, ya que su misión es tutelarlas, tampoco habrá cambios en los organizadores", manifestaba Miguel Ángel Domínguez.