El grancanario Rafa Cabrera Bello completó ayer una gran vuelta en la tercera jornada del WGC México Championship al firmar una tarjeta con 67 golpes. Un parcial de nueve bajo par para el golfista insular, que gracias a su gran actuación se mete de lleno en la lucha para estar entre los diez primeros. Hoy tratará de bajar esos cinco golpes que le permitan pelear para estar entre los mejores en México.