El ciclista español Iván García Cortina (Bahrain-McLaren) se impuso ayer en la tercera etapa de la París-Niza, disputada entre Chalette-sur-Loing y La Chatre sobre 214 kilómetros, en un accidentado esprint en el que sorprendió a Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y al resto de velocistas para sumar su segundo triunfo profesional en su cuarta temporada dedicada de lleno el ciclismo de élite.