Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda B | Entrevista

"No me voy de Tenoya ni en Primera, no soy Pablo Iglesias"

"En el césped aún reina la pureza, fuera de la parafernalia del negocio", asegura Chus Trujillo, técnico de la UD Tamaraceite

"No me voy de Tenoya ni en Primera, no soy Pablo Iglesias"

Cuatro ascensos desde 2015. De Segunda Regional a Segunda B tras batir al San Fernando. ¿De qué se siente más orgulloso? ¿Metabolizó ya la hazaña de un Támara para la historia?

Lo primero fue la sensación de plenitud. De que somos capaces y podemos hacerlo. Se puede soñar y lograr lo que te propones. Queda la huella del trabajo.

¿Se lo imaginaba así?

Sabía que sería una explosión de júbilo. Tenía muy claro a quién se lo iba a dedicar, el mensaje...Te imaginas otro escenario. El virus quiso que fuese así. Pensé que sería en la Península y ante un equipo que no fuese del Grupo Canario. Me hubiese sabido mejor. Pero aún tiene su valor. El mérito es del plantel.

Reclama venganza por la cruenta eliminación en Ibiza...

No.Ya nos hemos medido a equipos peninsulares [Almería y Granada] y dimos la talla. Pero subir ante un equipo peninsular le hubiese brindado más valor. Para reinvidicar el rol del estratega canario. Nos tienen olvidados a los técnicos isleños, nos tienen menospreciados.

¿Quién le menosprecia? Los que fichan son los clubes. Y si recurren a técnicos foráneos...

Seguramente, hay una verdad absoluta: no se exportan entrenadores de esta tierra a la Península. Creen falsamente que somos poco competitivos. Cuando se diseñó el playoff de ascenso a Segunda B [la nueva fórmula que cruzó a los cuatro equipos canarios], no lo vi oportuno. Me niego en rotundo. Quiero medirme a los mejores.Y ahora este ascenso a Segunda B lo afronto como un reto. Para idear planes, estrategias,reivindicar nuestra valía. Ha llegado nuestro momento.

No termina la nueva hornada de ocupar el espacio de los Juan Manuel, Pacuco Rosales...

Atesoran una gran trayectoria y aprendes de ellos.Viene savia nueva, un grupo que pide paso de una manera brutal. Nueva metodología. Tirando la puerta al suelo.

¿Dónde está el techo del Tamaraceite, barrio e industria de ascensos? El presidente Héctor Ramírez ya lo fijó en Segunda B por cuestión de presupuesto.

Lo demostramos ante Almería y Granada, somos animales competetitivos. Los presupuestos tienen una importancia relativa. Al final son once contra once. Gana quién lo desea, quién más quiere. El dinero tiene una importancia relativa. El techo está dónde los futbolistas quieran. Cuando rueda el balón, lo demás no importa. Lo hemos demostrado, el fútbol es más puro que todos esos ingredientes.

Lo romántico por encima de la lógica aplastante del euro.

Si nos centramos en lo que acontece en el campo, y nos olvidamos de la parafernalia, del negocio, cunde la verdadera esencia. En el césped, todavía hay cierta pureza que te permite ganar. A eso me refiero, con el fútbol auténtico no puede nadie.Te brinda un hilo de esperanza cada vez que rueda el balón.

¿Trabajar con jugadores como David García o David González le impone una carga de respeto? ¿Los quitaría a los dos minutos?

Es un privilegio y sobre todo tener la caseta que tenemos. La salud de la caseta, su integridad, el anonimato, el silencio...A los equipos de fútbol los matan dos cosas: el ruido y las dudas. El equipo está montado sobre la figura de David González,organizado para que decida con el último pase. No me condiciona el nombre de los futbolistas, es al revés: me apoyo en ellos. Yo no me lo sé todo, como me apoyo en los que vienen de Segunda Regional conmigo como Juan Andrés, Eros, Álex o Romario. Esa imagen de que el entrenador lo sabe todo, omnipresente, impenetrable a los sentimientos, no es verdad. Yo no tengo todas las respuestas. No he jugado en Riazor, David García sí. Cuando toque, le pregunto. Es bueno que ellos vean que son partícipes. La decisión la tomo yo, el poder del entrenador está en las decisiones.

En la pasada campaña hizo un trabajo perfecto y no subió. Ahora, tras el Covid, reinó el azar -con la disputa de un playoff sin precedentes y tras cuatro meses de parón-. Caprichos del destino. Ahora es el técnico de moda, hace un año, fue devorado por el infortunio. Así funciona esto.

No todo es válido para ganar. Lo que cuenta es si subiste o no. El trabajo era más metódico en la pasada campaña. Estábamos en alerta, el rabo tieso para ir a por la presa. fuimos a por la presa y se escapó. Tras lo de la Covid-19, fue una moneda en el aire. Este libro lo estamos escribiendo, construimos una receta de éxito en tiempos de drama. Valdrá de guía para el futuro.

El Támara cae simpático, ilustra el latir de un barrio. ¿Teme convertirse en el nuevo Universidad -que subió de Segunda Regional a Segunda y acabó saltando por los aires por las deudas-?

El 'Uni' cayó simpático hasta que se enfrentó a la UD. Intentó competir con Las Palmas y hacerlo contra su masa social es complicado. Eso fue el principio del fin del Universidad. No nos enfrentaremos a nadie. Estamos orgullosos de ser un club humilde, forjado en el corazón de la calle. Que ama Tamaraceite. Nos refundamos con un fin social. Hay una obra detrás de este escudo con el único fin de la generosidad.

Habla de un barrio duro, no es Beverly Hills ni Melrose Place.

Muy duro.

¿Se siente el Robin Hood de los banquillos?

Empezamos desde lo más bajo, el piso '-0'. El primer día que fuimos a entrenar, había más directivos que jugadores.

¿Percibe que ya le respetan?

No sé si me habré ganado el respeto del fútbol canario. Me he ganado el mío, que es mucho. Lo que piensen los demás, pues no sé. Me gané el respeto de mis futbolistas, ese es mi armamento para seguir.

Sigue poniendo velas Sacchi como su referente espiritual.

Ya se lo dije hace un año. Arrigo Sacchi es el principio de todo. Soy fanático del Madrid y sufrí el acero de ese AC Milán, el equipo diez. La perfección hecha fútbol.

No es un sello muy canario.No es un sello muy canario

Había muchísima calidad y rigor táctico, todo se puede unir para hacer una obra maestra.

Ya le pueden quemar su búnker mágico -donde prepara los partidos-, que usted lo que más odiaría perder es el orden.

Me mata el desorden y me mata la falta de control. Siempre quiere llevar las riendas, en todos lo sentidos. Sentirte protagonista. Todo pasa por el control de pelota.

¿Con el Tamaraceite mantendrá el control en los 38 partidos de Segunda B? Eso es muy difícil.

Me lo dicen mis futbolistas, tienes que mirar a la Luna y a lo mejor te quedas en una estrella. Los grandes no son grandes, si no logras dominarlo todo. El Tamaraceite trata de dominar el balón desde el minuto uno, así como los espacios. Que el rival viva muy lejos de su portería. Salir a dominar sin complejos y disponer del control total.

El caso de López Silva es curioso. Héroe de la final. Del Cordobazo al Tamaraceitazo de El Hierro. ¿Qué resalta del andaluz?

Es un ejemplo, todo lo que diga en forma de elogio se queda corto. Es un referente, un tío humilde, el espejo para los más jóvenes. Sin afán de protagonismo, hace su trabajo y se va. Dijo: 'Ojalá el gol del ascenso lo hubiese marcado alguien de la casa'. Tío muy inteligente. Deja su tierra para venir a Tercera, eso habla claramente de su espíritu.

El búfalo Asdrúbal es otra de las piezas de oro. Un coleccionista de ascensos (4).

Otro profesional de cine, trajo el oficio, su físico y la velocidad.

En Tenoya tiene su fábrica de sueños. Ha construido un búnker mágico para preparar los partidos. La táctica sale del sótano de las pizarras -debajo del salón de su casa-. ¿Por qué?

Lo hice yo, con mi suegro. Es mi santuario. Aquí preparamos el playoff. Cada principio de pretemporada diseñamos el trabajo físico y táctico. Solo se habla de fútbol. Mi presencia en casa es mentirosa, apenas estoy con mi mujer Belinda y mis hijos Ethan y Owen. La pasión me arrastra al sótano. Al subsuelo de la calle Olivios.

Dijo que se empadronaría en El Hierro. ¿Ya cursó el trámite?

Me encanta Gran Canaria y Tenoya. Me saludan los vecinos, compañeros con los que jugué. si tienes éxito y no lo compartes, no vale.

Usted no cambia de barrio ni pisando la Primera...

Ni en Primera me voy de Tenoya. No soy como Pablo Iglesias. Yo de Tenoya y hasta la muerte.

El wasap más emotivo fue...

A mis tres tíos. Luego está mi hermano Jero, que entrena al Cadete del Teror. Es el mejor. Me criaron mis tíos [Ignacio, Domingo -presidente del Goleta- y Antonio], junto a mis abuelos, que no están. Fueron referentes cuando mi madre estaba en una época difícil. Esto es para ellos. Para mi mujer Belinda y mis hijos. Son mi gran tesoro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats