El Tenerife B no pudo con Las Zocas, que estrenaba técnico en el banquillo, en un duelo claramente dominado por los locales pero en el que nunca pudo con la defensa visitante ni con su guardameta Alberto, a la postre mejor jugador de su equipo.

Un disparo al larguero de Alexander a los cuatro minutos de juego y una ocasión magnífica de Muda ya en tiempo de descuento, en el minuto noventa y dos, que desbarató el portero Alberto, fueron las opciones más claras del Tenerife B a lo largo de todo el encuentro, ya que durante el resto del choque sólo inquietó con disparos lejanos. Las Zocas lo intentó al contragolpe.