El suizo Roger Federer ha vencido al argentino David Nalbandian (6-4, 6-2, 6-4) y se ha clasificado para octavos de final de Wimbledon, tercer Grand Slam de la termpoada, donde se verá las caras con el ruso Mikhail Youzhny, que eliminó al español Nicolás Almagro (4-6, 6-3, 7-6 (3), 6-3).

El tenista helvético, mucho más decaído que en otras ocasiones, logró romper el saque del argentino en el tercer juego. Lo recuperó poco después Nalbandian, pero Federer no perdonó y acabó llevándose el set.

En el segundo, Federer empezó a encontrarse el partido más fácil de lo que se esperaba. Nalbandian solicitó en varias ocasiones la asistencia de su fisioterapeuta por molestias en el aductor derecho. El cansancio le pasó factura y el suizo se llevó el set con gran facilidad.

El número tres del mundo continuó aprovechando esta circunstancia en el último set del encuentro; obligó a moverse demasiado al de Córdoba, mermado físicamente, y subió a la red, desde donde se mostró implacable. El argentino fue salvando el encuentro, marcado por el alto número de roturas de ambos jugadores, e intentó forzar el 'tie-break'. Federer perdonó tres bolas de partido consecutivas, pero a la cuarta firmó su pase a octavos.

El suizo se tendrá que ver las caras con el ruso Mikhail Youzhny, que venció a Nicolás Almagro. El español fue mejor durante el primer set y acabó imponiéndose por 6-4, pero en el segundo set Youznhy despertó y empezó a desplegar su mejor juego, hasta acabar llevándoselo por 6-3.

En la tercera manga, Almagro se mostró muy nervioso y Youznhy lo aprovechó para hacerse con el set, aunque le costó mucho y no lo logró hasta el 'tie-break'. A partir de entonces, Almagro tuvo que forzar, arriesgar mucho más de la cuenta y lo acabó pagando, ya que Youznhy no cedió y se adjudicó el último set por 6-3.