Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un punto y 350 mascarillas

El Tamaraceite, con un excelso Asdrúbal, arranca un punto ante el San Fernando en su estreno en la categoría | Fiesta en el Juan Guedes con fieles y gel en el graderío

38

Tablas en el debut de la UD Tamaraceite en 2ªB ante el San Fernando Andrés Cruz

Una rabona al virus. No fue el Brasil-Italia del Mundial de Naranjito, ni la final del estimulante México 1970 para gloria de Pelé. El Tamaraceite presentó sus credenciales de combate y verticalidad en un guiño al fútbol de antaño en el Juan Guedes. Lo hizo ante 350 mascarillas. Fue un viaje romántico al libro de estilo de la calle y al minuto uno antes del estallido de la pandemia.

Un punto en el estreno del bloque capitalino, que hace cinco cursos estaba en Segunda Regional, en la categoría de bronce (0-0) ante el San Fernando del talonario. Asdrúbal fue el mejor y el técnico local Chus Trujillo dio la nota en sala de prensa al denunciar que no había pasado test alguno de la RFEF.

Al son del coraje del búfalo de Guanarteme, coquetearon con la victoria tras jugar los últimos minutos con uno más -Ben David se fue a la ducha tras un codazo a Asdrúbal, siempre omnipresente-.

Con la grada casi al completo -dentro de los parámetros sanitarios-, el ‘Támara’ se quedó a medias en un final de vértigo. Le faltó el arrojo y la insolencia de un escudo sin informes. El preparador visitante Jovan Stankovic, exjugador del Mallorca y el Atlético de Madrid, confesó que no tenía folio alguno de este catedrático del barro con cuatro ascensos. Otro elemento de motivación. Siempre todo en contra, como El Hierro, hace solo unos meses en el playoff.

David García, que dispuso de un remate franco de cabeza en el 86’, Samuel, Quintero y López Silva brillaron en un inicio de contacto. Lluvia de faltas. Juego espeso. El San Fernando intentó generó peligro a través de un envío de Hugo Rodríguez que despejó Alberto. Javi Fernández disparó desde la frontal y el meta Nauzet García repetía una y otra vez la consigna Red Bull. “¡Intensos, intensos, siempre intenso!.

Igual que El Sardinero, Riazor y Los Pajaritos, el Juan Guedes ubicó a sus incondicionales. Una cifra más modesta (algo más de 350), pero el volcán tiró del equipo.

Un punto y 350 mascarillas

Asdrúbal fue amonestado y no acertó a la hora de fusilar al nervioso Perales. Al filo del descanso, emergió la figura de David García. El sureño, historia viva de la UD -número uno en la lista de duelos oficiales con 474-, mantiene su instinto de bombero. Se anticipa, corta, apaga el fuego, pone una lavadora...Está para todo. Bien sujeto por Aythami, Alberto y Jordán. Desde la derecha, Julio Báez fue una pesadilla y los méritos del equipo del pueblo quedaron al desnudo. El 0-0 ya era corto.

Caudal de ocasiones

Francis Ferrón modificó el guion. Hugo y Ben David también pusieron en apuros a Nauzet. El Támara acusó el esfuerzo. Los nervios del debut en el universo de bronce que fue territorio de los Villa, Universidad, Vecindario, Pájara, Fuerteventura, Las Palmas Atlético... David González, el poeta del Támara, congeló el balón y se hizo de noche. Bajo la inteligencia de maniatar al rival, Ben David se fue a la calle. López Silva, Moco, Asdrúbal de chilena y Aythami Álvarez pudieron firmar el primer triunfo.

Con mascarilla, el Juan Guedes aplaudió la insistencia. Ovación. La ceguera de Stankovic y la oratoria de Trujillo. “Somos el orgullo de un barrio”. De Segunda Regional al cielo. Un escudo esquivó al virus.

El cabreo de Trujillo por los PCR

Chus Trujillo, máximo responsable técnico de la UD Tamaraceite, hizo la fotografía del tramo final de un pulso para la historia en la que faltó la puntilla. “No importa la categoría, somos once contra once y un balón. El ‘verde’ y la capacidad de lucha de este vestuario es de reseñar. De todo el elenco y de su capacidad. Dispusimos de ocasiones y fuimos sumando efectivos al ataque. Los méritos ahí están, hemos estado a la altura. Soy entrenador de un barrio muy humilde [Tenoya], lo tuvimos muy cerca”. Además, en relación a los test PCR, desveló que no han pasado ninguno de la mano de la RFEF. “Por ahora, nada”. Es el club isleño, con sus medios, el que abona el coste de este tipo de examen. Omar Perdomo, atacante grancanario del San Fernando gaditano, aplaude la presencia de público. “De esto come mucha gente, es una alegría”. | P. C.

Compartir el artículo

stats