Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Argentina ya está llena de flores

Maradona

Maradona

Es un día triste, sinceramente, para mí. Durante mi carrera deportiva, en lo que vi jugar, y más allá de cuando me retiré, es el mejor jugador de fútbol que vi sobre el césped. El mejor por un montón de motivos que empiezan desde su juego como y acaban por cómo sentía los colores de Argentina, que eso es lo más importante.

Con los años aprendí que con Diego había que separar su vida deportiva de la privada. Hay mucha gente que no lo hace. Van mezclando y así surgen comentarios que hoy obviamente quedan fuera de lugar porque hablan de ejemplos con los que él nunca quiso serlo en ese aspecto.

Tuve la suerte de ser testigo de sus inicios en Argentinos Juniors. Allí ya se intuía la grandeza que iba a demostrar años después. Desde ahí su seguimiento a nivel de clubes y con la Selección fue magnífica. Además, puedo decir que tuve el honor de jugar contra él. Cuando me fui de Las Palmas fiché con Rosario Central, el equipo de mi ciudad, y él estaba ya en Boca Juniors junto a mi amigo Miguel Brindisi. Tuve esa suerte de jugar contra él.

No era amigo mío, no me voy a atribuir esa condición, pero sí tuve bastantes charlas con él sobre el fútbol. Y siempre fueron conversaciones magníficas. Un tipo sensacional. Su pérdida ha sido una sorpresa para todos. Es una gran pena. Obviamente, de acuerdo a esa vida que eligió de forma personal fue totalmente perjudicial para su día a día y le ha pasado factura. Esa última operación que tuvo y que aparentemente parecía que todo estaba bien, nos ha desvelado un resultado contrario.

¿Diego fue feliz? Cada vez que tuve ocasión de verle y escuchar sus comentarios, con sus amigos, todos recordaban que él disfrutó cada momento que vivió y que le dio el fútbol. De su intimidad se podrá hablar de oídas.

Siempre recordaré cuando en el año 1986 Argentina salió campeón del Mundial después de todos los problemas de las Malvinas y con el país casi hundido. Ahí apareció el Maradona genial todo el pueblo se abrazó a la figura de Diego. Surgió en uno de los peores momentos del país, y ahora que está casi igual, con una crisis enorme, la gente ya empieza a hablar de que su muerte es casi tan trágica como la de Evita Perón, cuando se agotaron las flores.

Argentina ya está llena de flores y en España ya se respira el duelo por su pérdida. Maradona es un icono a nivel mundial. Allá donde vayas todo el mundo conoce a Diego. ¡Ya ni te digo como está Nápoles!

Ningún reconocimiento que se le vaya a hacer a este genio del fútbol va a ser nada exagerado. Todos vamos a reconocer al amigo, al hombre que defendía la igualdad, por muy extravagante que fuera, siempre la defendió. Eso se va a recordad. En Argentina es el ídolo general porque se va la persona que consiguió que un país entero le amara.

Compartir el artículo

stats