Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Jiménez y la entrega del brazalete de capitán del Sevilla “sin pedir permiso”

“¿Cómo iba a estar el Sevilla mejor representado?”, asegura el exentrenador de la UD Las Palmas

Manolo Jiménez y la entrega del brazalete de capitán del Sevilla “sin pedir permiso”

Manolo Jiménez y la entrega del brazalete de capitán del Sevilla “sin pedir permiso”

Manolo Jiménez, exentrenador de la UD Las Palmas –entre julio y octubre de 2018– se cruzó por primera vez con Diego Armando Maradona el día en que debutó con la selección española, precisamente, en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Fue en un España-Argentina, allá por 1988, y el extécnico amarillo cumplió un sueño. “Me crucé en el campo con él, coincidimos en jugadas e incluso le disputé balones. Fui tremendamente feliz”, recuerda el de Arahal.

“Quién me iba a decir que años después íbamos a coincidir y compartir vestuario. Si lo admiraba antes de conocerlo, una vez compartí vestuario lo admiré mucho más, porque detrás de esos magníficos partidos, detrás de esas imágenes que destruían su propia imagen, había una magnífica persona”, comenta el sevillano, que recuerda cómo deicidio entregarle el brazalete de capitán.

“Era el más grande porque era uno más y se erigía como el líder del equipo porque era innato en él. Tenía liderazgo. Tuve la suerte de hablar mucho con él, tanto en grupo como personalmente y me siento orgulloso de que nada más aterrizar en Sevilla y conocerlo, lo primero que hice fue darle el brazalete sin pedir permiso al club ni al entrenador. Me salió de dentro. ¿Cómo iba a estar el Sevilla mejor representado en todo el mundo que por Maradona? Yo lo daba todo por el Sevilla, pero cuando llegó Diego Armando Maradona yo era insignificante al lado suyo”, relata Jiménez. Es la confesión de un capitán que eligió a otro.

Compartir el artículo

stats