El JAV Olímpico sigue viviendo un dulce arranque de año. Al título logrado por el filial en la reciente Copa de la Princesa se sumó la contundente victoria lograda ayer por el primer equipo en la vuelta de la Liga Iberdrola de voleibol femenino tras el parón navideño. El CCO 7 Palmas se deshizo con solvencia de un Arenal Emevé (3-0) que se marcha de vacío de su doble cita en tierras canarias. La grancanaria Saray Manzano demostró todo su poderío en la parcela ofensiva para cerrar el partido con 17 puntos.

El ímpetu inicial de las lucenses fue rápidamente detenido por el cuadro local para tomar el mando del set (4-3). Las isleña se mostraron muy solventes en el bloqueo, lo que derivó en la primera interrupción de la contienda (12-7).

La pausa solicitada por el técnico del Emevé no cortó el buen juego de un CCO 7 Palmas muy efectivo desde el servicio (15-7). Helia González y Victoria Foucher dejaban la manga casi vista para sentencia (17-8). En la recta final esta, las locales no bajaron el pistón para sentenciar (25-10).

El cuadro isleño siguió arrollaron en el inicio del segundo set. La actuación de Saray Manzano y los errores no forzados de las gallegas colocaron el 5-0. Las lucenses intentaron reaccionar, pero la citada Saray Manzano se encargó de responder a las acometidas visitantes (14-7). Con comodidad, las chicas de Pascual Saurín dejaron el partido encarrilado (25-15).

La escuadra grancaria se volvió a mostrar imperial en el arranque de la tercera manga del choque. La inspiración de Helia González, Saray Manzano y Lucrecia Castellano, imparables tanto en el remate como en el bloqueo noqueaba al rival. El preparador del Emevé, José Valle, solo podía interrumpir el partido para intentar romper con la sangría de las locales (7-0).

Por si fuera poco, Lisa Arbos y Lucía Varela se sumaron a la fiesta del CCO 7 Palmas (13-2). Inma Lavado trataba de maquillar el set, y consiguió que la escuadra grancanaria quitara el pie del acelerador, aunque manteniendo siempre a raya a su adversario (22-16). Lucía Varela y Lucrecia Castellano certificaron el contundente triunfo de las pupilas de Pascual Saurín por 3-0 (25-16).