Francisco Jesús Crespo Pejiño no termina de ver la luz al final del túnel. El extremo de Barbate, que lleva tres meses sin jugar y que tenía previsto reaparecer el domingo pasado frente al Leganés, se resintió de sus dolores en el tobillo en los días previos al encuentro y finalmente se cayó de la convocatoria. Tras ausentarse de la sesión de trabajo de ayer, la primera de la semana de cara a la cita del domingo contra el Mirandés, pasará una prueba médica en los próximos días para determinar si tiene algún tipo de afección que se le escapa a la UD, por lo que su presencia en Anduva dependerá del resultado de la misma y de las sensaciones del jugador.

Cabe recordar que Pejiño no juega desde octubre después de una doble lesión que cortó de raíz su gran inicio de temporada. Primero sufrió una rotura en el isquiotibial durante el partido frente al Cartagena, y luego, cuando ya se había recuperado y se disponía a regresar en Montilivi, una jugada desgraciada en un partidillo de entrenamiento le rompió: tras un salto, pisó sobre el pie de Enzo Loiodice y su tobillo se resintió.

Sin ser una rotura, ni siquiera un esguince, siempre tuvo mucho dolor en la articulación. Trató de sumarse al grupo en varias ocasiones, pero no pudo. Ante esa tesitura, viajó a Madrid para consultar la opinión de otro médico, que le recetó unas plantillas adaptadas a su pisada con las que mejoró. Sin embargo, volvió a recaer.

Lo hizo en el entrenamiento del pasado viernes, cuando sumaba ya dos semanas de trabajo junto al resto de sus compañeros y se disponía a entrar en la lista, pero después de realizar un golpeo volvió a sentir los dolores que le impiden jugar con normalidad. Ahora volverá a pasar otra prueba y su regreso aún es incierto.

El regreso

Por contra, Tomás Cardona ya está recuperado de una lesión muscular de hace meses y ayer trabajó con el grupo, por lo que por fin estará disponible para Pepe Mel, quien reveló que el central argentino no estaba del todo recuperado pese a que jugó en Copa del Rey frente al CD Varea, y que no volvería a entrar en una convocatoria hasta que no estuviera completamente restablecido.

Por otro lado, Lemos, que acabó tocado el choque del domingo, no tiene ninguna lesión y también podrá jugar en Anduva. Clemente, Rober y Silva serán baja por haber dado positivo en Covid-19.