Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

El primer objetivo, cumplido

El Guaguas logra el billete para las semifinales de la Copa del Rey al vencer por la vía rápida al Boiro en el Centro Insular (3-0) | Hoy le espera el Unicaja Costa de Almería

Moisés Cézar, jugador del Guaguas, completa un remate ante el bloqueo de Gallego, del Boiro, en el choque de cuartos disputado ayer en el CID.

El CV Guaguas no dio opciones a la sorpresa en su duelo de cuartos de final de la Copa del Rey de voleibol contra el Boiro (3-0) y se cita esta tarde (17.00 horas) con el Unicaja Costa de Almería en una de las semifinales del torneo copero. Los hombres de Sergio Miguel Camarero doblegaron a su rival gallego por la vía rápida en un partido dominado de principio a fin por los anfitriones: 25-18 (24 minutos), 25-13 (22’) y 25-17 (21’).

Un hachazo de Benavidez servía al Boiro para golpear primero en el arranque del partido, pero los amarillos respondían con una recepción perfecta y una ferocidad en ataque y en el bloqueo, que obligaba al técnico rival a detener el tiempo con un 7-2 en el marcador tras un saque directo de Matt Knigge que despertaba todas las alarmas en el equipo visitante.

El Boiro se veía obligado a asumir más riesgos en ataque y en el saque, lo que se traducía en múltiples errores que engrosaban la cuenta particular de puntos de los grancanarios, que forzaban el segundo tiempo muerto después de un nuevo saque directo de Hage que colocaba un abultado 12-4 en el electrónico del Centro Insular de Deportes.

El Guaguas metía la directa y a pesar de los signos de mejoría de la escuadra gallega, esta no podía evitar que los locales cerrasen la primera manga con un cómodo 25-18 a su favor.

El rival de los amarillos en ‘semis’ sufrió para eliminar al Melilla en la ‘muerte súbita’

decoration

Matt Knigge y Almansa se encargaban de poner la primera ventaja de los amarillos en el arranque del segundo set, pero el Boiro intentaba mantenerse en la lucha gracias a Benavidez, que no podía evitar el despegue de una escuadra grancanaria que encontraba en el saque de Kukartsev el aliado perfecto para escaparse en el marcador, deteniendo el tiempo el entrenador visitante, Emilio Palacio, con 9-5 en el marcador.

Moisés Cézar se convertía en la kriptonita que anulaba el intento de reacción peninsular, obligando al Boiro a quemar su último tiempo muerto con un 12-6 que amenazaba con dinamitar la segunda manga en favor de los de Sergio Miguel Camarero.

Intratable

El Guaguas se mostraba intratable en defensa y en ataque, con Matt Knigge y Pablo Kukartsev destrozando la recepción de un rival que nada podía hacer para impedir una nueva derrota parcial ante los locales, que cerraban este asalto con un demoledor remate de Hage que colocaba el incontestable 25-13 que suponía el 2-0 para los de Sergio Miguel Camarero.

El Boiro volvía a golpear primero en el inicio del tercer set gracias a Joaquín Gallego. El Guaguas, por su parte, se encomendaba a Matt Knigge y Pablo Kukartsev para recuperar el mando en plaza, apretando en ataque a los gallegos que continuaban cometiendo múltiples errores que les llevaban a tener que pedir un tiempo muerto con 11-5 en el marcador en busca de una solución de emergencia que les permitiese contrarrestar el poderío de su rival.

Paulo Renan dirigía la orquesta aarilla con maestría anulando los intentos desesperados de Benavidez, Gallego y Moreno de aferrarse a un encuentro que se pintaba del color del Guaguas. Hage y Almansa se unían a la fiesta y llevaban al técnico visitante a consumir su último cartucho con un 19-13 en el marcador, en busca de un milagro que pudiese llevarles a soñar con la remontada.

El Boiro no cejaba en su empeño de intentar evitar lo que parecía inevitable, ante un conjunto grancanario que tomaba el martillo neumático para terminar de demoler el entramado defensivo de los gallegos, que decían adiós al partido y a la Copa del Rey después de caer derrotado en el tercer y último set por 25-17 (3-0).

Sufrió el Almería

Si el Guaguas tuvo un plácido encuentro de cuartos, todo lo contrario le ocurrió a su rival de hoy en las semifinales de la Copa del Rey, el Unicaja Costa de Almería. El cuadro andaluz sudó tinta para lograr su billete hacia la siguiente ronda. Eliminaba en el tie-break (3-2) al Melilla Sport Capital.

Los almerienses lograban imponerse en la manga inaugural (25-22), pero la escuadra norteafricana conseguía darle la vuelta al marcador llevándose las dos siguientes (20-25 y 10-25).

El Unicaja Costa de Almería logró reaccionar a tiempo e igualo a dos el duelo (25-21). Ya en la muerte súbita, ambos equipos entraron con fuerza. Con el 9-6 para los andaluces, su adversario ya no pudo luchar contra lo inevitable (15-10).

Otro choque de trenes: Teruel contra Palma

Pronósticos cumplidos. El CV Teruel se enfrentará en la otra semifinal de la Copa del Rey (19.30 horas) a Urbia Uenergía Voley Palma. El conjunto aragonsé se clasificó a las semifinales al vencer por 3-0 al UD Ibiza Ushuaïa Volley en el último encuentro de cuartos de final. El encuentro comenzó con un parcial 3-0 para el conjunto ibicenco, pero los de Teruel reaccionaron y el marcador quedó empatado a 11 y, luego, a 13. Poco después, tras algunos minutos de igualdad en el marcador, los turolenses se hicieron con una ventaja de cuatro puntos (22-18) que les sirvió para llevarse el primer set 25-20. El CV Teruel entró con más fuerza al segundo set del choque y lo dominó de principio a fin (25-18). El tercer set arrancó 7-1 para el UD Ibiza Ushuaïa Volley, pero, de nuevo, como en el primero, el Teruel volvió a entrar en el partido e igualó primero a 15 y luego a 18 hasta llevárselo por 25-22. Por su parte, el Urbia Uenergía Voley Palma acabó por la vía rápida (3-0) con el Conectabalear CV Manacor. Los de Palma se se llevaron el primer set por un holgado 25-18 (1-0), continuaron firmes en el segundo a pesar de la fuerte igualdad (25-20) y sentenciaron en el tercero (25-17) en una manga en la que doblaron casi en muchos momentos a su rival en el marcador.

Compartir el artículo

stats