Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La zarina del tablero

Karina Ambartsumova, maestra internacional, reside en Gran Canaria desde marzo de 2020 como consecuencia del confinamiento y las dificultades para volver a Rusia

Karina Ambartsumova

La ajedrecista Karina Ambartsumova se encontraba en el mes de marzo del año pasado compitiendo en el Torneo Internacional Pedro Lezcano, que se estaba celebrado en Gran Canaria por aquel entonces. Llegó el confinamiento y Rusia, su país natal, puso trabas a su regreso en avión y desde entonces está “disfrutando de esta maravillosa Isla”.

Debido al coronavirus, Canarias ha fichado a una de las mejores jugadoras de partidas rápidas de todo el mundo. La maestra internacional, que ya había acudido al Archipiélago para participar en otras competiciones en anteriores ocasiones, se considera una enamorada de este Archipiélago. “Después de sufrir tantos largos inviernos en Rusia, el tomar el sol en pleno enero es un auténtico placer”, remarca la deportista.

Tanto se ha encandilado de los parajes autóctonos, que Karina Ambartsumova no para de publicar en sus redes sociales los rincones de la Isla que cada semana decide ir a conocer. “Me encanta la naturaleza y aquí hay un montón de sitios impresionantes que visitar, es maravilloso”, subraya la natural de Kazán.

Y es en las redes sociales donde radica uno de los sustentos por los que la ajedrecista se permite vivir en territorio grancanario. Ha instalado su centro de operaciones online en la Isla, y desde aquí puede retransmitir las partidas rápidas que juega cada día con jugadores de medio mundo que se atreven a retarla sobre el tablero.

Youtube es la plataforma donde la rusa creó su canal (Shakhmaty & Karina Chess) a finales de 2019 y desde ahí ofrece una gran variedad de temas relacionados con el ajedrez. Analiza sus propias partidas y las de los torneos más relevantes del momento; explica algunos conceptos de aperturas y temas concretos que pueden ocurrir durante la batalla en las 64 casillas; o simplemente recopila sus sesiones de blitz que va desarrollando día a día mientras comenta las jugadas que va ejecutando con sus rivales.

En esta última modalidad, ella es una de las jefas de los escaques. Desde 2008, cuando se lograba imponerse con 18 años de edad en el campeonato nacional de partidas rápidas celebrado en Moscú, hasta los últimos subcampeonatos en uno de los torneos más relevantes que organiza la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), además de la medalla de plata conquistada durante el Campeonato de Europa de clubes y su más reciente segundo puesto en el torneo internacional de mujeres organizado por el Club de Ajedrez de Guía.

Al igual que ocurriera con la protagonista de la serie de Netflix Gambito de Dama, Karina Ambartsumova comenzó a desarrollar su destreza sobre el tablero a la temprana edad de cuatro años gracias al amor que su padre tiene por este deporte ciencia.

Primeros éxitos

Sin apenas levantar un palmo del suelo ya mostraba un instinto de depredadora sobre las 64 casillas. Y empezaron a llegar sus mayores logros. Campeona júnior de Rusia y un sinfín de podios en los Campeonatos del Mundo y en los Europeos en las categorías de formación, además del título absoluto ruso en partidas rápidas conquistado en 2015. Estos resultados le avalaron como una de las mejores promesas del panorama ajedrecístico internacional.

La condición de jugadora de élite le llegaría a finales de 2017, cuando accedió a la privilegiada lista de las 100 mejores jugadoras del planeta, de la que no ha salido desde entonces pues ha logrado mantener un alto nivel de juego y conservar su puntuación ELO para ser una de las piezas más suculentas en el mercado de fichajes.

Forjada por los grandes maestros Valery Chekhov, Akhmetov Artyom o Andrei Kharlov, asistente de Kasparov en el match que enfrentó a la leyenda mundial contra Kramnik en el año 2000, la rusa suele competir en diferentes ligas nacionales con los mejores clubes de cada país. Una clásica en la Bundesliga, el año pasado optó por jugar el Campeonato de España de clubes celebrado en Padrón (Galicia) defendiendo los intereses del Sestao, donde fue la mejor jugadora del torneo con 6,5 puntos de siete posibles.

Por el momento, Karina tiene decidido seguir en Gran Canaria. Está aprendiendo español y ya tiene el nivel A2 aprobado en la Escuela Oficial de Idiomas con notas sobresalientes. Desde la Isla, espera “mejorar mi nivel en el tablero, el del canal de Youtube y crear una escuela de ajedrez”.

Compartir el artículo

stats