Santi Aldama no tiene techo. El jugador grancanario, en las filas de los Greyhound de la Universidad de Loyola-Maryland se ha alzado por segunda vez consecutiva con el galardón de mejor jugador de la semana de la Patriot League.

Y es que los números del ala-pívot formado en el Canterbury Lions, son de auténtica estrella de la canasta. En la última semana, los guarismos del insular se han elevado hasta los 24,5 puntos y 15,5 rebotes en la serie de dos partidos que jugó frente a Lafayette, el primero de ellos con 30 puntos y 22 rebotes, firmando un nuevo récord de 30+20 en su universidad, algo que nadie había alcanzado antes.

El proceso de crecimiento como alumno y deportista que está llevando Aldama en Estados Unidos está a la vista de todos los ojeadores de la NBA, que en un futuro cercano le echarán las redes si sigue promediando los 20,9 puntos y 10,3 rebotes que lleva en los nueve partidos disputados en la presente temporada. Y todo ello tras recuperarse de una lesión de rodilla el año pasado.