Conjuradas para la Copa

Saray Manzano, capitana, y Helia González, con seis títulos coperos a sus espaldas, simbolizan la ilusión del CCO 7 Palmas por levantar el trofeo en su propia casa

V.P.

A la plantilla del CCO 7 Palmas se le presenta ante sí esta semana un reto apasionante y a la vez complicado. El líder de la Liga Iberdrola de voleibol femenino actúa como anfitrión de la Copa de la Reina, a la que llega en un buen momento de juego. Dos de los pesos pesados de la plantilla, Saray Manzano, la capitana grancanaria, y Helia González, que lleva los galones en la selección española y que suma hasta seis entorchados coperos en su palmarés, reflejan la ilusión del conjunto isleño ante la posibilidad que tienen de levantar el trofeo en casa, en el Centro Insular de Deportes, escenario desde el viernes de una cita apasionante.

Habiendo celebrado ya media docena de veces la victoria en una Copa de la Reina, Helia González espera el momento con la ambición de siempre y con el deseo de seguir viendo crecer a las más jóvenes en un equipo plagado de juventud, donde muchas de sus compañeras vivirán su primera experiencia en el torneo.

“Las sensaciones son buenas, el equipo creo que llega bien, además teníamos ganas de que llegara este momento y de poder vivir una competición como esta con público en el Centro Insular de Deportes, porque llevábamos toda la temporada sin poder disfrutar de nuestra afición”, explica la jugadora internacional del CCO 7 Palmas en relación al momento que atraviesa la escuadra isleña.

Con su experiencia, no duda en señalar que “la Copa de la Reina siempre es una competición especial, porque una nunca sabe realmente cuando tendrá la oportunidad de poder disputarla”, señalaba sobre si afronta de manera diferente esta edición.

“Lo diferente pienso que está siendo la temporada en sí misma, porque con la Covid-19 y como se está desarrollando todo, está resultando una temporada de lo más complicada y los equipos en mayor o menor medida se han visto todos afectados”, apunta.

Sobre lo que espera de la Copa de la Reina, Helia González la ve muy abierta: “La temporada también está siendo especial por la gran igualdad que existe entre todos los equipos, y eso hace que este año haya una gran incertidumbre sobre quién puede ganar. Este año más que nunca es arriesgado apostar por el equipo que conquistar el título; eso hace, sin duda, que esta competición resulte mucho más emocionante y bonita si cabe”.

Por su parte, Saray Manzano, la capitana del CCO 7 Palmas, afronta a pesar de su juventud esta Copa de la Reina desde la madurez que le da la experiencia y con la ilusión de poder levantar al cielo de Las Palmas de Gran Canaria el que sería el primer título en el torneo del KO en la historia del club de su vida.

“Tengo sensaciones muy buenas y diferentes a otras Copas que he jugado en años anteriores, porque pienso que a medida que van transcurriendo los años una va madurando y se va tomando las competiciones de otra forma, porque las jóvenes la viven desde los nervios y la ansiedad; mientras que las más veteranas lo afrontan con seriedad y con las ganas de hacer un buen trabajo”, relata la jugadora local.

Saray Manzano es la primera en ponerse delante, como capitana, a la hora de tirar del carro: “Es algo que siempre me ha acompañado, porque es algo que nunca me ha costado por el simple hecho de que mientras pueda ayudar a la que está al lado mío, va a suponer que su trabajo va a beneficiar al mío, porque el voleibol es un deporte de equipo”.

“Lo único que le pido siempre a mis compañeras es que cada una demos nuestra mejor versión, porque este es un trabajo en el que debemos de disfrutar y más allá de todo el trabajo técnico y táctico, lo fundamental es que seamos capaces de dar lo mejor de nosotras mismas”, declara.

Primero, el Kiele

El viernes, el CCO 7 Palmas debuta en la Copa de la Reina midiéndose en cuartos de final con el CV Kiele. Sobre el rival, Saray Manzano apunta que “han realizado una segunda vuelta bastante buena, con partidos que han sacado delante de una manera bastante solvente a equipos de la zona alta de la tabla y pienso que es un equipo que va a venir a por todas, pero nosotras también afrontamos la competición con la intención de ir a por todas”.

En su mente y en la desus compañeras no hay ahora mismo nada más allá de ese primer choque. “Pensamos solo en el Kiele, porque nos hemos dado cuenta de que debemos de centrarnos en cada paso, porque cuando piensas a largo plazo la mente no está centrada en lo que debe y por esa razón debemos de centrarnos solo en ese primer partido, hacer lo que mejor sabemos hacer y el que sea mejor ese día será el que se lleve el partido y accederá a las semifinales” explica la capitana.

Saray Manzano ve al equipo preparado para lo que espera este fin de semana: “De las derrotas que hemos sufrido hemos aprendido y nos ha permitido darnos cuenta de que el resto de rivales también saben jugar y pueden ganarnos si no ofrecemos nuestro mejor nivel”.

“Hemos tenido que jugar muchos partidos fuera de casa y eso quizás nos ha podido influir un poco, pero hemos aprendido de todo ello y cada día venimos a entrenar con las ganas de seguir mejorando”, apunta la canterana del CCO7 Palmas.