Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tercera División

El Lanzarote, indignado, pone el foco en el Gobierno

El club, que primero planeó pedir medidas cautelares, estudia insistir al Ejecutivo regional en que considere la competición de ámbito nacional

Formación de la UD Lanzarote en uno de los partidos de esta temporada. | | LP/DLP

Con la bajada de nivel de alerta sanitaria en Gran Canaria –al dos– y en Fuerteventura –al uno–, la Real Federación Española de Fútbol, en base a esa decisión del Gobierno de Canarias, ordenó reanudar la competición de Tercera División en el Archipiélago el próximo fin de semana. Sin embargo, no todos están satisfechos, porque la UD Lanzarote, el equipo representativo de la isla conejera, que sigue en nivel cuatro, queda excluida de volver a jugar.

No tendría por qué, siempre y cuando el Ejecutivo regional considerara la Tercera como una competición nacional, pero como tal circunstancia no ha sucedido, la indignación ha asaltado a una entidad con más de 50 años de historia, y cuyo presidente, Juan Carlos Albuixech, anuncia medidas contra quien sea. “Entre hoy –por ayer– o mañana –por hoy– presentaremos algo, desde luego”, sentencia a este medio.

“No lo sabemos todavía. No lo tenemos claro hasta que no terminemos de rematar lo que nos están asesorando”, confiesa. Pero deja caer un cambio de foco: “En un principio íbamos a ir contra la Federación, pero ahora vamos a ir contra el Gobierno de Canarias, que es el que tiene que tomar la medida. Pedimos a la Dirección General de Deportes y a Sanidad de Canarias lo que le están pidiendo todos los clubes, no sólo nosotros: que la competición de Tercera División canaria se contemple como una competición de nivel nacional, que realmente lo es”.

Cambio

El destino de la queja, por tanto, cambió a medida que transcurría la jornada de ayer, en base a los informes del departamento jurídico de la entidad. Por la mañana, el comunicado de la UD Lanzarote en el que mostraba, entre otras cuestiones, su malestar con la decisión de la RFEF, también anunciaba medidas contra el máximo organismo futbolístico nacional.

“Trabajamos en unas medidas cautelares para parar esto o que la Federación Española se pronuncie y exceptúe a la UD Lanzarote de la competición y que el año que viene volvamos a empezar en Tercera”, confirmaba a este medio antes de anunciar la nueva vía de protesta. Le valía, por tanto, una paralización temporal o una exclusión, pero finalmente cambió de decisión.

“Con esta decisión nos abocan al descenso sin pisar el campo”, señala el presidente del club

decoration

Porque entienden Albuixech y su equipo jurídico que si el Ejecutivo regional considerara la Tercera como una competición nacional, la Liga podría transcurrir con normalidad “tal y como ocurre con los equipos de baloncesto y balonmano” de la Isla. Es decir, que el equipo de fútbol podría entrenar con toda la plantilla junta y jugar tanto dentro como fuera de Lanzarote.

En este sentido, el dirigente lamenta la falta de entendimiento en las instituciones en cuanto a una petición que se hizo, asegura, “hace tres semanas”. “La situación de alerta tres la vivió Tenerife antes que nosotros. Esto no es nuevo”, argumenta.

“De juzgado de guardia”

“Primero pensábamos que era la Dirección General de Deportes la que tenía que tomar esta decisión, y después de dos semanas de largar nos dicen que no es competencia de ellos, sino de Sanidad, que tampoco toma la decisión”, comenta, antes de valorar: “Y luego a nivel local es de juzgado de guardia que sigamos en alerta cuatro cuando tenemos niveles de estar en alerta uno”.

Albuixech recuerda, en cualquier caso, que la UD Lanzarote sigue “protocolos de seguridad iguales que en Segunda B”. Al mismo tiempo, pidió al Cabildo que intercediera en el Gobierno de Canarias para que pudiera hacer una excepción. “Nadie toma decisiones y las que se toman no sé si se hacen después de tomarse un par de cubatas”, sostiene.

Al margen de consideraciones políticas, el presidente del club conejero lamentó los avatares que ha tenido que sufrir el equipo a lo largo del curso. “Empezamos la temporada sin pretemporada, sin partidos, con menos de 20 días de entrenamientos y así nos ha ido. Luego no ha habido continuidad por los continuos aplazamientos por razones como el mal tiempo, barcos y aviones que no salen o no aterrizan por el viento... Eso, unido a que llevamos más de dos meses y medio sin entrenar todos juntos, hace que no estemos en disposición de competir, en absoluto”.

“Con esta decisión nos abocan al descenso sin haber pisado el campo. Todavía no hemos terminado la primera vuelta y vamos a reanudar con la jornada que corresponde ahora. Tenemos tres partidos aplazados todavía, más otros tres que vamos a tener... No hay tiempo material”. Es la última reflexión de Juan Carlos Albuixech. El Lanzarote es colista con cuatro puntos en siete partidos. Y el fin de semana, al menos de momento, no podrá competir.

Compartir el artículo

stats