José María Fernández, vicepresidente primero y directivo responsable de la sección de balonmano playa de la Real Federación Española de Balonmano, y Óscar Miras, Director de Eventos de Balonmano Playa, se desplazaron hasta el Archipiélago para mantener reuniones encaminadas a organizar torneos de carácter nacional e internacional.

El lunes, tuvieron un encuentro con Jero Lozano y Marcelino Umpierrez, los concejales de Deportes y de Turismo, respectivamente, del Ayuntamiento de La Oliva, en Fuerteventura. Se trató la posibilidad de organizar un ARENA 1000, en el que participarían equipos canarios y peninsulares. Además, abordaron la opción de llevar a cabo un evento que tuviera la finalidad de promover la diversidad, enfocándose principalmente en el movimiento de LGTBI que tendrá lugar en territorio majorero en la segunda quincena de noviembre del presente año.

El martes, José María Fernández y Óscar Miras se reunieron con Aridany Romero, concejal de Deportes y presidente del Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en la que se trató la posibilidad de organizar en la capital grancanaria el Torneo Internacional de España de balonmano playa, que en anteriores ediciones se celebraba con éxito en Maspalomas, y cuya fecha estimada en esta ocasión oscilaría entre finales de junio y principios de julio. En estos encuentros también participaba Blas Parrilla, presidente de la Federacion Canaria de Balonmano y vicepresidente de la Española. Hoy la ronda de encuentros continúa en Lanzarote.