Pascual Saurín y su equipo, el CCO 7 Palmas, afrontan el primer reto importante dentro de la competición nacional. El exseleccionador nacional femenino, que vive su primera campaña en el banquillo del conjunto grancanario, afronta desde la tranquilidad esta Copa.

“Estoy tranquilo y queriendo prepararme para disfrutar de la competición. Es importante para el club, es importante para las jugadoras, llevamos tiempo preparando esto... Pero quiero que esto sea un premio, no una tortura. Tenemos que afrontar el partido contra Kiele sabiendo lo que tenemos que hacer, saliendo a competir; esto es deporte, a veces se gana y a veces se pierde. No quiero que esto se convierta en un drama porque nos supere la presión. Tenemos posibilidades como todos los demás y tenemos que disfrutarlas para poder saborear las victoria”, argumenta el entrenador.

Pascual Saurín explicaba su fórmula para que las jugadoras disfruten sin sentir el extra de presión que supone jugar el torneo copero en casa: “Se logra que las chicas disfruten haciéndolas concentrarse en el trabajo y confiando en lo que saben hacer bien; y hacemos muchas cosas bien, se lo recalco mucho. No podríamos estar encabezando la clasificación de la Liga si no hiciéramos nada bien. Eso es lo que tenemos que encontrar en cada partido para que nos dé tranquilidad para jugar. Muchas veces pecamos de aceleración, nos precipitamos en muchas acciones y jugamos otro voleibol que no nos ayuda. Esas son las cosas que tenemos que evitar”.