Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jugador grancanario de la selección española sub 21 y del Villarreal CF

Yeremy Pino: “El carácter competitivo lo tengo desde que jugaba en el parque”

Yeremy Pino, atacante grancanario del Villarreal

El grancanario Yeremy Pino, futbolista del Villarreal, debutó con éxito con la ‘Rojita’ en el estreno para el Europeo sub 21. Tras el 0-3 ante Eslovenia, donde salió desde el banquillo, espera de nuevo tener minutos en el encuentro de hoy contra Italia (20.00 horas, Cuatro TV). El exjugador de la UD considera clave su condición de ‘canchero’.

El Mundial sub 17 se lo perdió cuando ya estaba en Brasil por una lesión, y para este Europeo sub 21 le ocurrió lo contrario. Entró a última hora por Mateu Morey. ¿Cómo recibió la noticia de su convocatoria?

Llevaba un mes sin jugar por una lesión y pensaba que era muy difícil. Vi un mensaje de que Luis de la Fuente quería hablar conmigo y ya sabía por dónde iban a ir los tiros [ríe]. Después de lo que me perdí en el Mundial sub 17, esta llamada la recibo con ilusión. Todavía tengo algo de molestias, pero ya sé llevar mejor la lesión.

Debutó en la victoria ante Eslovenia, ¿cómo se sintió?

Muy cómodo. Los compañeros me lo hicieron muy fácil. Ganamos, Italia pinchó y hay que ganar mañana [por hoy para el lector] para afianzarnos en la fase final.

David Gordo, seleccionador de categorías inferiores que le conoce muy bien, destacó su carácter y que es un líder. ¿Se ve usted también así?

El carácter competitivo lo tengo desde ‘pequeñito’, de jugar en el parque. Siempre quiero ganar. A todo, a lo que me pongan por delante. ¿Un líder? Yo intento ayudar siempre al equipo, buen rollo en el vestuario. Y eso es lo que hace que disfrutemos en el césped.

Javi Puado ha contado que para entretenerse en esta concentración atípica juegan al parchís y a la Play. ¿Ya hay confianza para picarse con ellos?

No, no. Con mis amigos sí, pero con ellos todavía no [ríe]. Pero si tengo que jugar a la Play, a ganar a muerte. Como si es a las cartas.

“Mi primer gol será para mi hermana. Se lo brindaré con un corazón y así se quedará contenta”

decoration

Es un jugador diferente. De los que ya casi no hay. Encarador, siempre busca el desborde, ¿de dónde le viene todo esto?

Mi padre me entrenó de pequeño y siempre decía ‘¡pa’lante, pa’lante!’ y cada vez que tengo el balón intento hacerlo siempre. He jugado mucho en la calle, con las paredes, al final sobrevives con lo que aprendes de pequeño y te alecciona cada entrenador. Visualizas cosas de grandes jugadores como Cristiano, Mbappé e intentas imitarlos. Te sale o no, porque también hay que tener algo de suerte en algún regate o acción.

¿Se pierde ese tipo de juego?

Creo que sí. Antes iba a mi parque, en mi barrio, y bajaba a jugar todos los días. Y ahora voy y no hay nadie en el parque. Los niños con Internet, la Play, todo eso ha perjudicado que los niños salgan

¿Qué le dice su entorno que tiene que mejorar?

Mi padre siempre me explica que tire a puerta. Ve que siempre hago regates, recorto, pero que no remato. Y que eso es lo que tengo como objetivo a mejorar y que me lo recuerda antes de cada partido. Me habla y me dice: ‘Oye, ¡acuérdate de tirar a puerta!’. Pero luego llega el partido y no disparo [ríe].

Entonces, si marca en el Europeo sub 21, ¿se lo va a dedicar a su padre?

Si meto se lo dedico a mi hermana, que me lo pidió. Son un corazón y se quedará contenta.

“Con Pedri coincidí en las categorías inferiores y hacíamos locuras. Me alegro por su gran progresión”

decoration

Está muy arraigado a su familia. ¿Cómo ha sido este tiempo viviendo lejos de su Isla?

Ellos quieren estar conmigo, pero son de Gran Canaria e intento aprender solo. Llevo cuatro años en Villarreal y maduras. Adquieres hábitos: hacer la comida, la cama. Son cosas que te pueden costar. Me costaba hacer la cama.

Hay un paisano suyo, Pedri, que la está rompiendo. Otro gran futbolista que sale de Gran Canaria. ¿Cómo es su relación?

Coincidimos en la sub 17 y estábamos siempre juntos, hacíamos locuras. Hablamos mucho y me alegro un montón por lo que está pasando; es lo que sueñan todos. Dicen que los canarios somos peloteros. No sé por qué...Alguien me dijo: ‘todos son iguales, bajitos, rapiditos y con calidad”. Y es verdad. Será la cancha, el parque. Allí se juega mucho y aprendes.

Compartir el artículo

stats