Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucha Canaria

Comunicar más para enseñar mejor

Los monitores del Proyecto Escuela reciben un taller para transmitir sus conocimientos

Fernando Becerra Bolaños corrige la postura de uno de los monitores. | | LP/DLP

Fernando Becerra Bolaños corrige la postura de uno de los monitores. | | LP/DLP

Encontrar la manera más eficaz para llegar de una forma más clara a tu interlocutor. Ese es el objetivo de cualquier comunicador, también en los terreros de la Isla. 

Una manera de comunicar más eficaz para transmitir mejor los conocimientos del deporte autóctono. El Proyecto Escuela de Lucha Canaria, impulsado por la Federación de Lucha Canaria de Gran Canaria, prosigue con su objetivo de proporcionar una formación continua a sus monitoras y monitores. En esta ocasión participaron en un taller denominado Habilidades Comunicativas adaptadas a la Lucha Canaria en el Terrero Municipal de Gáldar.

Esta formación va encaminada a mejorar la manera de transmitir al alumnado los valores del deporte vernáculo. El programa enseña a elegir las mejores herramientas adaptando la enseñanza según capacidades, necesidades e intereses de los participantes.

La persona responsable de esta formación ha sido Fernando Becerra Bolaños. Nacido en Las Palmas de Gran Canaria, se formó como coach vocal y expresivo en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la Universidad Complutense de Madrid, entre otros centro académicos. A lo largo de estos años en los que ha establecido su residencia en Madrid ha asesorado e impartido formación en empresas como Gas Natural, British Telecom, Movistar, Metro de Madrid y BBVA.

A pesar de su notable experiencia, fue para él “una ilusión trabajar con estos hombres y mujeres que dan a conocer algo tan valioso como la lucha canaria a nuestros jóvenes”. “Este deporte es una herramienta perfecta para transmitir valores como la empatía, la solidaridad y la perseverancia tan necesarias en nuestra sociedad actual. Hemos adaptado la formación para ofrecer una nueva perspectiva que permita a los monitores entender mejor al alumnado, brindando a su vez mejor retroalimentación en su trabajo diario con los jóvenes”, explicó Becerra.

Compartir el artículo

stats