Dos partidos, y un set de oro si se tercia, para decidir el campeón de la Liga Iberdrola de voleibol femenino. El CCO 7 Palmas afonta en la capital de España el esprint final por lograr el primer entorchado del CV Oímoico en la élite. Su serie contra el Feel Volley Alcobendas, después de los dos partidos del pasado fin de semana en el Centro Insular de Deportes, llega igulada (1-1).

El primero de los dos asaltos que van a decidir quién es el campeón se disputa esta tarde (18.00 horas). El segundo tendrá lugar mañana.

En caso de empate a victorias en esta final, se tendrán en cuenta los resultados obtenidos en cada uno de los encuentros, puntuándose como un choque de liga regular: los 3-0 y 3-1 sumarían tres puntos para el ganador y ceron para el perdedor; y los 3-2 repartirían dos puntos para el ganador y unopara el perdedor.

Así las cosas, las grancanarias y las madrileñas llegan con tres puntos en sus respectivos bolsillos, algo que hace prever la disputa de un set de oro. A esa prórroga se llegaría si los dos equipos están, también, igualados a puntos, algo que da un especial sentido al factor cancha que posee Alcobendas en esta eliminatoria.

“El equipo que se encuentre más fuerte mentalmente es el que va a conseguir dar un golpe sobre la mesa; y una vez dado ese golpe, pienso que va a quedar muy de su lado el llevarse el campeonato”, apunta Pascual Saurín, entrenador del CCO 7 Palmas.