Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Saray Manzano acaricia la gloria de la corona

El Olímpico fulmina al Alcobendas y busca esta tarde (16.00 horas) su primer entorchado liguero

Saray Manzano, en imagen de archivo de la pasada final de Copa ante el Alcobendas, firma un remate ante dos rivales.  | JUAN CASTRO

Saray Manzano, en imagen de archivo de la pasada final de Copa ante el Alcobendas, firma un remate ante dos rivales. | JUAN CASTRO

Iluminadas por Saray Manzano y a un paso de la historia. El CV Olímpico CCO 7 Palmas batió (1-3) al Alcobendas y está a una victoria de la corona liguera. Nervios, emoción y muchas ilusiones sobre la pista del Luis Buñuel en el tercer encuentro de la serie final por el título, con Sofía Elizaga abriendo el marcador y encontrando respuesta en Lucía Varela y Helia González, en un arranque en el que las grancanarias parecían querer despegarse en el marcador, gracias a la aportación de su capitana Saray Manzano que se unía a sus compañeras para irse en el electrónico.

Alcobendas ajustó su defensa pero los puntos de Malloy, Tess Clark y Elizaga no terminaban de dar el resultado deseado por Guillermo Gallardo que veía como tras lograr la igualada a 12, un nuevo parcial de 0-3 amenazaba nuevamente la tranquilidad del técnico local que lo paraba con 12-15.

Las consignas de su técnico servían de acicate para un Alcobendas que lograba voltear el marcador encontrando en sus dos torres, Clark y Malloy, el remedio para aguantar las acometidas insulares con Helia, Saray y Varela intentando evitar la derrota parcial, que finalmente llegaría: 25-23.

El breve descanso entre asaltos servía a Saurín para reconducir a sus jugadoras, corrigiendo pequeños detalles en defensa y ataque que servía a las grancanarias para endosar un parcial de salida de 1-4. Saray Manzano se echó el equipo a sus espaldas, con Helia y Varela uniéndose a la causa para contrarrestar los intentos madrileños de recurrir a su tridente habitual, que logró poner nervioso a Pascual Saurín que consumía un tiempo muerto con un 13-11.

El 7 Palmas reaccionó y se ponía el mono de trabajo para entrar en el cuerpo a cuerpo con Alcobendas, que veía como dos puntos consecutivos de Lucrecia Castellano les devolvían la ventaja en el marcador -15-17-, encargándose Saray Manzano de tocar arrebato en ataque para aumentar junto a Raquel Montoro la ventaja en el marcador para colocar el 1-1. Ese 21-25 era el guarismo de la ilusión.

Nervios de acero y Helia

El segundo set insufló ánimos renovados en un Olímpico que saltó a la pista con el pie a fondo en el acelerador para colocar un parcial de salida de 1-5 gracias al acierto de Saray, Varela y Lucre que hacía saltar todas las alarmas en el banquillo local, solicitando un tiempo muerto Guillermo Gallardo, para encontrar una solución que no terminaba de ilustrar.

Una Helia González sideral que llevó al técnico local a quemar su último cartucho con un 4-13 en el marcador. El Olímpico lucía su mejor voleibol ante un Alcobendas que sufría de lo lindo ante el vendaval de juego de su rival, que presentó una solidez en recepción y en defensa que desesperaba a las alcobendenses que entregaban la cuchara por la vía rápida en un set amarillo de principio a fin y que cerraba Saray Manzano para colocar el 14-25, que les ponía por delante en el marcador por primera vez en el partido (1-2).

Un 2-0 de salida del Alcobendas amenazó con cambiar la dinámica del choque en el arranque del cuarto acto, pero el Olímpico a pesar de sus errores propios devolvía el golpe para voltear el marcador con Lucre Castellano infalible en el bloqueo y con Raquel Montoro celebrando su convocatoria con la Selección Española con una efectividad que obligaba a Gallardo a pararlo con 7-11.

Las isleñas se gustaban, mientras Gallardo a la desesperada se quedaba sin tiempos muertos con 12-15 en un electrónico que no dejaba de crecer en favor de las granacanarias que aceleraban hacia su segundo triunfo en la serie final por el título tras cerrar el tercer set con un 18-25 en el marcador tras un nuevo bloqueo de Varela (1-3).

Esta tarde (16.00 horas), en el parqué del Luis Buñuel, el Olímpico precisa de dos mangas para besar la gloria. Acaricia la leyenda con una Saray Manzano como reina de una competición que pone en valor el trabajo de la factoría de campeonas del Centro Insular.

Compartir el artículo

stats