Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Golf

Hansen, Luiten, Roussel y Kieffer, líderes en Meloneras

Rafa Cabrera Bello se coloca a dos golpes de la cabeza en el Gran Canaria Lopesan Open

Rafa Cabrera Bello, ayer, durante el Gran Canaria Lopesan Open, que se celebra en el Meloneras Golf. | | EUROPEAN TOUR/GETTY IMAGES

Rafa Cabrera Bello, ayer, durante el Gran Canaria Lopesan Open, que se celebra en el Meloneras Golf. | | EUROPEAN TOUR/GETTY IMAGES

El danés Joachim Hansen, el francés Robin Roussel, el neerlandés Joost Luiten y el alemán Maximilian Kieffer comparten liderato en el Gran Ganaria Lopesan Open, torneo del European Tour, tras entregar una tarjeta de 63 golpes (-7) en una primera jornada en la que el mejor español fue Alejandro del Rey (-6) acabó entre los diez primeros puestos.

Por su parte, el grancanario Rafa Cabrera Bello, anfitrión del torneo, entregó una tarjeta de 65 golpes, a dos del liderato (-5).

Hansen, que consiguió su primer título el pasado año en el Abierto de Joburg, fue el único de los líderes que completó el recorrido de Meloneras sin fallos y con un registro de cinco birdies y un eagle. Sin embargo, fue el neerlandés Luiten, que cuenta con seis victorias en su palmarés, quien rubricó la acción más espectacular del día al anotar un hoyo en uno que le valió un eagle.

A un golpe de la cabeza, se situó el madrileño Alejandro del Rey, que sumó ocho birdies, un eagle y cometió un bogey y un doble bogey junto con el trío inglés Richard Bland, Ben Evans y Matt Ford, el neerlandés Wil Besseling, el escocés Scott Jamieson y el estadounidense Julian Suri. Del Rey, graduado de Arizona State al igual que Jon Rahm, es profesional desde 2019, después de conseguir ser campeón del mundo amateur.

También vencieron al campo, además de Alejandro del Rey y Rafa Cabrera Bello, Pablo Larrazábal y Borja Virto con -4, Iván Cantero y Álvaro Quirós con -3, Gonzalo Fernández Castaño -2, Jorge Campillo, Alfredo García-Heredia, Adri Arnaus, Sebastián García y Óscar Sánchez con -1.

El cariño de la gente

Cabrera Bello echó en falta el calor de los aficionados, que por motivos obvios, no pueden asistir a la cita con los 18 hoyos del Meloneras Golf. “Echo de menos a una gran multitud por aquí, pero siento el apoyo de los míos”, aseguró el grancanario, que busca volver al ‘top 100’ mundial.

Eso no impidió que Cabrera Bello notara al público en ciertos momentos del recorrido. “En algunos de los hoyos que están más cerca de la carretera había gente vitoreando, lo cual fue genial, así que quiero agradecerles mucho por haber acudido, a pesar de que no están aquí como de costumbre, pero pudieron ver un poco de golf”, concretó. “Con suerte, este no será el último año que estemos aquí y Gran Canaria se convertirá en una parada permanente en el Tour Europeo”, apuntó Cabrera Bello.

Una condición que enorgullece al golfista grancanario. “Estoy muy contento. Llevo diciendo toda la semana que es un placer volver a tener el Tour Europeo en Canarias y para alguien que nació aquí, se crió y que vengo aquí tantas veces como puedo, siempre lo digo, lo agradable que es estar aquí, así que me alegro de que tengamos la oportunidad de mostrarlo al resto del mundo”, añadió.

Cabrera Bello comenzó su recorrido en el décimo hoyo, con los últimos nueve considerados los más difíciles debido al viento que se suma a lo largo de esa zona, la más pegada a la costa.

Familiarizado con el campo

El grancanario clavó birdies en los hoyos 12, 13 y 18 y sumó una b buena racha en el cuarto, quinto y sexto. Todo un ‘hat-trick’ antes de su bogey en el noveno hoyo y que le apartó de estar más arriba en la tabla al inicio de este Gran Canaria Lopesan Open. Eso sí, Cabrera Bello no teme un trazado con el que está muy familiarizado. Esa es su gran ventaja.

“Definitivamente hice algunos golpes más desalentadores en los últimos nueve, especialmente los tres a lo largo de la costa”, comentó. “Por suerte, los he jugado lo suficiente, y no quiero gafarme ni nada, pero ya no me intimidan tanto. Los he visto cientos de veces, así que no es un problema para mí, y tienes que pegar buenos golpes de todos modos, pero se pueden ser complicados si se levanta el viento”, añadió el isleño, que necesita encontrarse con su mejor juego.

Compartir el artículo

stats