Juan Ramírez Farías. Hombre siempre comprometido con el deporte vernáculo al que le dedicó gran parte de su vida como tripulante y patrón de varios clubes boteros. En su dilatada historia, Juan Ramírez Farías, nacido y criado en el barrio marinero de San Cristóbal vivió de cerca el mar y todo lo necesario para conocer y amar la vela latina, lo que le hizo pasar por diferentes clubes reconocidos de la flota botera.

Fallecido a los 66 años, sus inicios como tripulante arrancaron en el bote de su barrio, el Unión San Cristóbal. Después continuó su recorrido en el Roque Nublo, Astican, Castillo de San Cristóbal, Poeta Tomás Morales, Unión Arenales y Universidad, entre otros botes, en los que siempre participó de forma activa, dedicándole infinidad de horas a su pasión en el mar. Su experiencia siempre la compaginó con varios puestos dentro del casco. Pasó de ser tripulante a la de máxima responsabilidad como patrón, teniendo además funciones de directivo. Era un mano amiga para todo.

Sería a partir del año 2014 cuando finalmente regresa al bote de su barrio para ponerse al frente del Unión San Cristóbal y realizar las funciones de patrón y presidente hasta la actualidad.

Quienes le conocieron hablan de Juan Ramírez y así lo expresaba Iván Cruz, vicepresidente de la Federación de Vela latina y expresidente del Unión San Cristóbal como “un amigo”. “Se va un hombre siempre comprometido con el deporte de la vela latina canaria”, sentenció. Para añadir, que “siempre estuvo dispuesto a colaborar y ayudar a los diferentes clubes boteros que lo necesitaran”. Las líneas negras y blancas del Unión San Cristóbal pierden a un ser que llevaba marcadas esas trazas en el corazón. Desde estas líneas, el más sentido pésame a toda su familia y amigos.