Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Natación

Nico, a un salto de Tokio

García-Boissier, del CN Metropole, tiene el billete a los Juegos prácticamente certificado, salvo que ocurra una catástrofe en las semifinales del Preolímpico que se disputa en Japón

Nicolás García Boissier -a la derecha-, junto al entrenador que le ha llevado desde niño, Quique Martínez, ayer en Tokio. | | LP/DLP

Nicolás García Boissier -a la derecha-, junto al entrenador que le ha llevado desde niño, Quique Martínez, ayer en Tokio. | | LP/DLP

El saltador del CN Metropole, Nicolás García-Boissier está a las puertas de certificar su clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio en trampolín individual durante la Copa del Mundo que se disputa en la capital japonesa, en el que el español Alberto Arévalo ya sacó su billete.

En el último torneo clasificatorio, Arévalo ocupó la sexta plaza en la ronda clasificatoria , mientras que el grancanario García-Boissier se conformó con la duodécima. En tanto que estaba en juego 18 billetes con testino a la capital nipona, dependiendo de la nacionalidad de los participantes ya clasificados previamente, el representante del Metropole volverá a saltar a la pileta olímpica.

Nicolás Garía Boissier acabó duodécimo con otra actuación bastante regular que le valió los 408.45 puntos. Especialmente correctos los saltos tercero y quinto de su serie, sumando casi 80 puntos en cada uno y sellando una clasificación importante. Desde luego, la segunda mejor actuación por países en esta preliminar de 3 metros fue la de España tras los inalcanzables británicos, Daniel Goodfellow y James Heatly, que dominaron con 487,50 y 478,20 puntos, además de la presencia de las parejas de potencias mundiales como Italia, México, Alemania o Corea del Sur.

Después de la ausencia en los Juegos de Rio hace cuatro años, España vuelve a estar representada en el programa de saltos de los Juegos de Tokio, un paréntesis que rompió siete ediciones consecutivas con presencia española.

Por su parte, el director técnico de la selección de saltos de la Real Federación Española, Donald Miranda, trasladó que el Preolímpico de Tokyo «cierra un ciclo que ha durado cinco años pero para nosotros tiene doble valor porque también abre el próximo ciclo hacia París 2024. Digo esto porque que tenemos un equipo grande que ha crecido. Tuvimos en el Preolímpico de Río a Nico García Boissier, Alberto Arévalo y Rocío Velázquez, y ahora se añaden cuatro saltadores que vienen de la generación junior con Valeria Antolino y Adrian Abadía, del 2002, que estuvieron en los Juegos Olímpicos de edad junior en Buenos Aires, y luego a Héctor Pérez y Carlos Camacho, los dos plataformistas, en una prueba en la que no teníamos participación desde hacía muchos años», sentenció.

Compartir el artículo

stats