Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muay thai

Romero, ante su gran noche

El luchador del Risco de San Nicolás se cita con Ignasi Larios el 3 de julio en Barcelona por el título nacional del peso medio

Toni Romero, peleador de muay thai, celebra una victoria con el puño al aire durante uno de sus combates. | | LP/DLP

Toni Romero se adentró en el mundo de las artes marciales a los 14 años, cuando el luchador del Risco de San Nicolás quiso decir basta a los que imponían la fuerza sobre él. De ese aprendizaje de defensa, ahora lucha por el título de campeón de España de muay thai en el peso medio (72,5 kilogramos).

En el arte de las ocho extremidades, como se le conoce popularmente al muay thai, se ha destapado un nuevo embajador en Gran Canaria. El luchador de peso medio (72 kilogramos y medio), Toni Romero, buscará la gloria en su gran noche del 3 de julio en Barcelona para alzarse con el cinturón de campeón de España de la modalidad de arte marcial proveniente de Tailandia.

Al guerrero forjado en el Risco de San Nicolás le va a retar Ignasi Larios. Un duelo en el que el respeto entre ambos combatientes se impondrá por encima del título en juego. La velada a celebrar en la localidad barcelonesa de Canovelles está teniendo una gran aceptación y se espera un espectáculo de altura sobre el ring.

Las canillas de Romero están a disposición de la defensa del honor insular. Forjado con la orfebrería de Mario Vega, el mentor que le da «todo», tanto mental como físicamente, la conquista del Nacional se planifica cada día en el Kaewsamrit Gym Canarias. En la calle Rafael García Pérez, 17 está el laboratorio que esculpe la figura de este titán del ring.

El estudio que están llevando a cabo sobre El niño del codo, como se le apodó a Larios en su periplo por Tailandia, es minucioso. «Tiene unos codos y unos brazos muy fuertes, los utiliza con mucho ímpetu», señala Toni sobre lo que se espera dentro de dos meses en la capital catalana.

Junto a Mario Vega, su entrenador, se prepara para conquistar España y dar el salto a Europa

decoration

Para frenar los codos del barcelonés, la hoja de ruta que puede estar trazando actualmente Romero pasaría por concentrarse en el tren inferior. «Por tener que decir algún punto débil diría que no patea mucho». Ahí puede residir una de las claves para este combate clave en la carrera de Romero. «Yo soy mucho de meter canillas y ahí puedo explotar mis ventajas» desvela el luchador en referencia a lo que puede plantear el día de la pelea ante su rival.

Diseccionado Larios, la descripción de Toni la refleja él mismo. «Soy un peleador estiloso», indica en el repertorio de los tipos de luchador que existen en este arte marcial. Muay Khao es un peleador que utiliza mucho las rodillas, o por poner otro ejemplo, el Muay Fimeu, que pasa por tener un control del luchador rival, y el trabajo de distancia a través de las piernas. Este es el estilo en el que se describe Romero. «Digamos que es el más afín a mis cualidades».

La preparación para esta gran noche está teniendo un gran sacrificio. Toni tiene que hacer un par de llaves a su organigrama diario para poder encontrar hueco para los entrenamientos. «Intento ir al gimnasio todas las horas que puedo y que me permite mi trabajo. Normalmente voy de 9 a 12 horas por la mañana y si tengo tiempo por las tardes, pues suelo ir desde las cuatro hasta las ocho, todo lo que pueda y que dependa del horario laboral», explica.

La rutina que se marca Romero es cotidiana. «Primero me echo la carrerita, después hago trabajo físico y continúo con el técnico y especial con mi entrenador», añade.

Todo ello con la alimentación idónea para «bajar los gramos que sobran antes del día de la pelea», aunque tal y como se encuentra ya en forma Toni, considera que ya está «en el peso idóneo» y que por tanto, ese exceso nimio lo baja «con una carrera».

De vencer en este combate, las puertas de los títulos continentales y mundiales se le abrirían de par en par a Romero. Una meta que se pone en su camino, ese que comenzó con 14 años, cuando acudió por primera vez al gimnasio para iniciarse en las artes marciales como método de defensa.

Se describe como un luchador que usa el estilo ‘Muay Fumeu’; «soy un peleador estiloso», señala

decoration

«De pequeño me pegaban un poco en el barrio y no quería sentirme mal, así que acudí a aprender a cómo defenderme», revela el experto competidor.

Porque eso sí, Toni quiere dejar claro que el muay thai es un arte en el que el respeto por el rival y los ritos que se llevan a cabo antes, durante y después de la pelea, para nada tiene que ver con un ambiente violento. «Eso siempre se suele decir cuando hay desconocimiento, pero esto es una forma de mantenerte sano haciendo deporte y además tienes unas habilidades para poder defenderte», promulga el luchador.

Por ello invita a todos aquellos niños y niñas que están sufriendo bullying hoy en día a que se inicien «en este maravilloso deporte». Palabra de titán.

Compartir el artículo

stats