Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vela latina

Tres novatos en la flota

La implicación de los boteros, junto al empeño de empresas, asociaciones, colectivos e instituciones, han hecho posible el estreno del ‘Unión Pino’, ‘Villa de Teror’ y ‘Baifo’

Tres novatos en la flota | LP/DLP

Tres novatos en la flota | LP/DLP

Después de un 2020 aciago por culpa de la pandemia, la Vela latina canaria afrontaba el pasado fin de semana el inicio de un nuevo curso con la máxima ilusión, después de muchos meses de incertidumbre. La actual campaña viene marcada por las novedades. Entre ellas, la inclusión de tres nuevas embarcaciones, el ‘Unión Pino’, ‘Villa de Teror’ y ‘Baifo’, con lo que la flota crece hasta la quincena de botes.

La primera cita de la Copa Isla de Gran Canaria, celebrada el pasado fin de semana, supuso el arranque de la esperada temporada 2021 de la Vela latina canaria. Este nuevo curso botero nos trae la buena noticia de la incorporación de hasta tres embarcaciones, con lo que la flota cuenta con una quincena de barcos en liza.

Para que esto haya sido posible, ha resultado clave la buena predisposición mostrada por personas relacionadas históricamente con este deporte autóctono, además del firme compromiso de empresas, asociaciones, colectivos e instituciones. Su implicación ha permitido la irrupción del Unión Pino, Villa de Teror y Baifo.

En el caso del Unión Pino, lo suyo se trata de una vuelta a la competición después de 57 años. Este retorno se produce gracias a la familia Mesa. Pedro Mesa, quien está al frente del proyecto, vivió como tripulante la primera etapa del casco del barrio de Santa Catalina. Cabe destacar que en el año de su regreso, la embarcación conserva sus colores originales y luce el número 16 en la vela. El casco con el que compite esta embarcación patroneada por Yoel Hernández es el que usaba anteriormente el Pueblo Guanche.

Tres novatos en la flota

Tres novatos en la flota Pepe Alvarado

Otra saga muy arraigada a la Vela latina canaria, la familia Farías, lidera el proyecto del Villa de Teror. Con él, se suma otro club de un municipio distinto al de Las Palmas de Gran Canaria. Se convierte así en el segundo bote de la flota actual -el otro es el Villa de Agüimes- que no representa a la capital grancanaria.

Sale a competir con el antiguo casco del Polivela y en su tripulación figuran varios jóvenes procedentes de la Villa Mariana. Esta navega bajo la supervisión de Manuel Farías, un veterano patrón que aúna experiencia y conocimientos. En el bote prevalecen los colores verdes, amarillo y blanco en las obras viva -la superficie sumergida- y muerta -la parte del casco que está fuera del agua-.

La prealerta por fenómenos costeros aplaza la primera cita del Campeonato, prevista para hoy

decoration

El otro debutante en las competiciones de la Vela latina canaria en el curso 2021 es el Baifo. Se trata de una nueva iniciativa que nace de la conexión y la sinergia entre Canarias y el País Vasco. Inicia su trayectoria gracias a la amistad de Aída Pacheco, la responsable del proyecto y de todo lo que rodea al club, con el empresario Enrique Aldaz, un hombre que siente gran atracción por el deporte vernáculo y que se hizo con el casco del antiguo Chacalote. Destacar que este bote dispone de una tripulación mixta, donde encontramos a jóvenes recién llegado a esta modalidad. La caña está en manos de Esteban Romano.

Tres novatos en la flota

Este novedoso proyecto cuenta con el apoyo de la Concejalía de Igualdad y Diversidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Colectivo Gamá, con el objetivo de impulsar la integración LGTBI+ a través de un equipo inclusivo y que da la bienvenida a cualquier tipo de orientación o identidad sexual que comparta la lucha por los derechos de la comunidad y el amor por la práctica deportiva.

Aplazamiento

El calendario de la presente temporada 2021 tenía fijada para hoy la celebración de la segunda prueba del curso. Estaba previsto que se llevase a cabo la jornada inaugural del Campeonato Aguas de Teror-Memorial Vela Latina, pero la competición ha quedado aplazada hasta una nueva fecha debido a la prealerta por fenómenos costeros adversos anunciada para Canarias, que trae consigo este sábado fuertes vientos y mal estado de la mar.

Una de las novedades de la campaña 2021 de Vela latina canaria es la participación de tres nuevos botes. En la foto superior, el Villa de Teror surca las aguas de la bahía de Las Palmas de Gran Canaria. Debajo, a la izquierda, la tripulación del Baifo en acción. A la derecha, el Unión Pino maniobrando. |

Compartir el artículo

stats