Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fran Iribarne corona el ‘plantillón’ del Guaguas

El receptor, internacional español, llega procedente del Unicaja Costa Almería, víctima de los amarillos en la final de la Superliga

Iribarne, en uno de los partidos que jugó con el Almería la pasada campaña contra el Guaguas en el Centro Insular. | | LP/DLP

El Guaguas, actual campeón de la Copa del Rey y de la Superliga Masculina de voleibol, completa su plantillón para la temporada 2021-22 con el fichaje de Fran Iribarne. El receptor almeriense, internacional con España, pone el broche de oro a un plantel que afrontará una campaña de nuevos retos e ilusiones con el objetivo de la Champions League continental en el horizonte.

Tras los fichajes de Borja Ruiz, César Martín, Ángel Rodríguez, Yadrián Escobar y Yosvany Hernández, le toca el turno a Fran Iribarne, que llega a la isla procedente de Unicaja Costa de Almería, la víctima del equipo grancanario en la última final liguera.

El almeriense llega a la escuadra amarillo con la intención de aportar garra, carácter y calidad a una demarcación clave, la de receptor. Nacido en 1998, tras foguearse en la concentración permanente de la selección nacional en Palencia, daba el salto al Melilla en la temporada 2016-17. Su excelente rendimiento en los dos años que pasó en el cuadro norteafricano le sirvió para llamar la atención de Manolo Berenguel, quien le reclutó en el curso 2019-20 para recalar en el club de su ciudad.

En el palmarés de Fran Iribarne destacan un título de la Copa del Rey, un subcampeonato de los Juegos del Mediterráneo con España, dos subcampeonatos de la Superliga Masculina, un subcampeonato copero y tres de la Supercopa, entre otros.

«El Guaguas llama la atención, no sólo por la ciudad, sino también por todo lo que hay alrededor del club», manifiesta el colocador andaluz, quien añade que la primera vez que habló con Juan Ruiz, el presidente, «me sorprendió que un equipo como este se fijase en mí, me gustó mucho».

Fran Iribarne confiesa que tomar la decisión de venir a Gran Canaria no resultó fácil: «Tenía muchas ganas de firmar, pero Unicaja no deja de ser el equipo de mi tierra. Lo hablé con mi familia y con mis amigos y al final decidí lo que todos creíamos que era mejor para mi futuro».

En el Guaguas, se va a encontrar en la plantilla con viejos conocidos, con lo que le será más fácil la adaptación. «Todo resulta más difícil si vas a un equipo en el que no conoces a mucha gente, siempre es mejor haber tenido trato con casi todos ellos y eso también me ha ayudado a la hora de tomar la decisión», apuntaba.

«Vengo con ilusión y confianza. En pocos equipos van a tener la ilusión que tendremos nosotros por jugar la Champions», añadía Fran Iribarne, quien sentencia lo siguiente: «Con la plantilla que se ha confeccionado creo que se puede competir a un buen nivel».

A la hora de describirse como jugador, el andaluz señalaba que, principalmente se caracteriza por un carácter «que me hace ser muy competitivo, en ocasiones incluso me cuesta regular el baremo». «En el aspecto técnico la recepción es mi fuerte y en ese sentido pienso que voy a poder aportar bastante al equipo», manifiesta.

Fran Iribarne considera que el retorno a la competición la pasada temporada de su nuevo equipo, el Guaguas, ha supuesto un gran revulsivo para el voleibol español. «Que vuelva de esta manera es algo que llama la atención de todos los aficionados al vóley», señala el ya colocador amarillo.

Compartir el artículo

stats