Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juegos Olímpicos

El último baile de Raúl Entrerríos tenía que ser olímpico

El internacional español alarga su carrera hasta los 40 años para buscar en Tokio su segunda medalla

Raúl Entrerríos, en un partido con la selección española.e

Raúl Entrerríos, en un partido con la selección española.e

En marzo de 2020, recién iniciado el confinamiento por el covid-19, Raúl Entrerríos ponía voz a los miles de deportistas que afrontaban la posibilidad de cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio: “No quiero ni pensarlo”. El gijonés se resistía a la idea de cerrar su carrera deportiva sin una tercera cita olímpica, que se había ganado al frente de una selección dispuesta a hacer historia. Porque, después de festejar títulos mundiales y europeos, el oro olímpico sería la guinda para el equipo y la consagración para el jugador asturiano.

Ahora que ya tiene a Tokio a la vista, al menor de los Entrerríos le gusta recordar su primera vez olímpica: “Los Juegos de Pekín significaron cumplir un sueño. Fue muy grande por todo: conocer la ciudad, la ceremonia de inauguración, la villa olímpica, compartirlo con mi hermano Alberto... Fue muy diferente a otros campeonatos. Y, además, lo cerramos con el premio de una medalla, así que todo perfecto”.

Cuatro años después, en Londres, la otra cara de la moneda: “El objetivo de España es estar siempre en la lucha por las medallas y en 2012 no pudimos. Tuvimos un cruce de cuartos muy difícil contra Francia, la selección más fuerte en ese momento, y perdimos por un gol en el último segundo. Fue duro porque habíamos trabajado mucho teníamos muchas ilusiones”. Al menos pudo compartir la experiencia con su mujer y su hijo, pero tiene claro el balance: “Pekín puso el listón muy alto”.

Peor fue lo que pasaron Entrerríos y sus compañeros cuatro años después: “Todos teníamos señalado Río 2016 en nuestro calendario. En el ciclo olímpico no habíamos bajado de los cuatro primeros, pero en el preolímpico nos quedamos fuera por una derrota, otra vez por un gol. Es algo que te deja hecho polvo. Fue duro aceptar que nos quedábamos en casa y que teníamos que ver los Juegos por televisión”.

Pasado el luto, 'Los Hispanos' iniciaron una etapa de éxitos, con dos oros en europeos y un bronce mundial: “Nos centramos en ir año a año, en conseguir lo mejor cada campeonato y en clasificarnos directamente para los Juegos”. Logrado ese objetivo, Entrerríos afrontó un nuevo obstáculo en la recta final de su carrera: “Lo peor de la pandemia fue la incertidumbre. Fue difícil de asimilar, pero sentí la necesidad de luchar por estar por última vez con la selección”.

Le ayudó la comprensión del Barcelona, que alargó un año su contrato como jugador: “Quería acabar mi carrera en el Barça y el club siempre mostró la mejor predisposición. Pero era una situación extraordinaria y había que encajarlo todo para la formación de la plantilla”. Así fue y el balance de este 2021 es, de momento, extraordinario: “Ganar los seis títulos con el Barça tiene mucho mérito en una temporada muy compleja. Mi tercera Champions y el bronce en el Campeonato del Mundo, en un año que no estaba previsto en mi carrera, es extraordinario”.

Aunque ha tenido que jugar la mayoría de los partidos a puerta cerrada, Raúl Entrerríos ha sentido el respeto y la admiración en sus últimas visitas a las canchas de la Liga Asobal y de la Champions. Pero, a diferencia de otros mitos del deporte en retirada, su aportación no ha sido testimonial. Pese a eso y sus 40 años, el gijonés asegura que llegará bien físicamente a los Juegos: “Estamos trabajando para recuperarnos, al mismo tiempo que nos preparamos para el objetivo en Tokio”.

Sabe que, por las circunstancias, el desarrollo de los Juegos japoneses será muy diferente a los dos que vivió. “Lo tenemos asimilado porque llevamos mucho tiempo jugando en circunstancias especiales. En Tokio habrá más controles y menos vida que en otros Juegos, pero nuestra prioridad es competir”. Espera, eso sí, disfrutar de la ceremonia inaugural: “Las dos en las que estuve fueron muy emocionantes, por compartir con toda la delegación ese momento y el ambiente festivo que se crea”.

Compartir el artículo

stats