Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Queralt Castellet: "Esta medalla era algo que perseguía, soñaba y visualizaba"

La ‘rider’ de Sabadell, 32 años, medalla de plata en los Juegos de Invierno de Pekín, en la disciplina de halfpipe, ha visitado este viernes la sede de EL PERIÓDICO y ha relatado su nueva experiencia tras el éxito olímpico.

Queralt Castellet.

¿Ya es consciente de haber ganado una medalla en los Juegos de Invierno de Pekín? 

Sigo de celebración porque yo siempre he sido partidaria de que al igual que hay que digerir los momentos malos hay que disfrutar de los buenos. Por eso, no hay que dejar nada sin celebrar. Además, soy consciente que he conseguido algo muy grande. Pero, a la vez, sé que para volver a estar arriba tendré que entrenar otra vez al ciento por ciento.

¿Imaginaba que su plata olímpica tendría tanta repercusión?

¡Uf! Cuando conseguía una medalla en los X Games necesitaba unos días de descanso antes de competir de nuevo. Pero lo de ahora ha sido algo muy grande que perdurará muchos años. Por eso ahora tengo que respirar un poco. Pero esta medalla era algo con lo que soñaba, algo que visualizaba y algo que perseguía. 

¿Mucha gente le preguntaba o le exigía esta medalla?

Si me lo preguntaban qué les iba a decir. ¿Tengo un pollo en la nevera y me lo voy a comer? Esa pregunta no la podía responder y solo servía para cortar el buen rollo en una entrevista porque ya se sabía que iba a por ella. Vale. Voy a por ello. ¿Pero la iba a ganar? Siempre he tenido una mentalidad super abierta. Siempre he compartido lo que pensaba. Pero el mensaje del espectador o el aficionado no era el mismo. Nunca me exigieron ganar una medalla. Nunca me habían dicho tráela a casa.

Queralt Castellet. Jordi Cotrina

Entonces, la presión, ¿quién se la ponía? 

Pues yo misma. Mi presión siempre ha sido la más fuerte y mucho más que la que quiera imponerme otra persona. Si tengo una oportunidad no quiero desaprovecharla, aunque sea frente a todas las adversidades del mundo. Quería la medalla porque tenía las herramientas para conseguirla y por todo el trabajo que había hecho.

¿Estuvo muy nerviosa los días previos a la competición? 

Los días previos al viaje sí, pero al llegar a China ya no. Hablaba con mis amigas y a la vez competidoras y me decían que estaban super nerviosas. Pues no era mi caso. Me dije a mí misma si no logro nada al menos disfrutaré del evento y conoceré a gente.Es verdad que fue un poco chocante no poder contar allí con mi entrenador que había dado positivo en covid, pero tampoco me afectó negativamente.

Rememore esa segunda manga que la impulsó a la medalla. 

No quedé muy contenta de la puntuación de los jueces en la primera de las tres mangas de la final. Las deportistas veíamos que los jueces estaban estaban dando unas puntuaciones que no eran justas y tras mi primera actuación pensé ‘jolín, me ha tocado a mí, pero tengo otras dos rondas y dependo de ellos por lo que no voy a echar todo mi trabajo por la borda’. Así que en la segunda ronda, la crucial, me centré en sacar el máximo partido de mis trucos, los que hago, los míos, los que me gustan. Así que busque más altura, trucos limpios y me los valoraron un montón. Durante el ejercicio solo pensaba que estaba allí y nada más, pues de lo contrario igual me caigo. Hubo un un punto de improvisación. Pero hice la ronda que quería. En la tercera traté de hacer un 1.080, pero no conseguí la velocidad necesaria. Y eso que fue engañoso porque con la nieve tan fría y seca no tenía esa sensación. Luego en el vídeo vi que sí llevaba la velocidad adecuada.

Queralt Castellet. Jordi Cotrina

Para los menos expertos en el halfpipe cuente qué es un 1.080.

Un 1.080 es un truco muy mío pues fui una de las primeras mujeres en hacerlo. Se trata de dar tres rotaciones en el aire.

¿Si llega a hacer el truco en la tercera ronda habría cambiado el metal de la plata?

Habría sido una tercera ronda muy diferente porque Chloe Kim (medalla de oro) lo habría intentado después. Igual se habría caído porque habría tenido que arriesgar más. Yo soy de las pocas que le gana. Pero ella es la mejor técnicamente en mi especialidad.

Cinco Juegos, 16 años... 

Representa una carrera haciendo lo que más me apasiona. Soy una mujer a la que le encanta competir, nunca me estanco y pruebo cosas diferentes, que cambia de rutinas y entrenadores. Yo enfoco el snowboard como una herramienta donde expreso lo que siento.

¿Ya tiene en la cabeza los Juegos de Invierno de 2026 en Milán yCortina d’Ampezzo?

Todavía no, pero sé que llegarán. Si he llegado hasta aquí con esta evolución, lo mejor es continuar hasta Cortina. Pero aora quiero disfrutar de las últimas pruebas de la temporada en marzo, donde podré probar nuevos trucos, con la nieve mucho más blanda y sin temor a caerme y perderme los Juegos. Porque en primavera es algo más fácil ya que las condiciones invernales con la nieve mucho más dura o helada siempre son peores y de ahí que haya mucho más riesgo.

¿Ya ha recibido ofertas de nuevos patrocinadores?

Todavía no. Es muy pronto, aunque sí buenas intenciones. Ahora debo ir enfocando las nuevas oportunidades que me llegarán. Pero ya tengo algunos mensajes que me dicen «Queralt, Queralt... esto o lo otro», pero todavía estoy digiriendo este éxito en los Juegos.

Queralt Castellet. Jordi Cotrina

Antes de los Juegos explicó que vívía al día. ¿Ahora cambiará la situación?

Gracias a esta medalla podré enfocar el nuevo ciclo olímpico con mayor tranquilidad. Que esta medalla sirva para que los más pequeños puedan decir ‘papá, mamá esto lo puedo conseguir’.Que puedan perseguir sus sueños y seguir mi camino, aunque no haya sido el más apropiado para lograr éxitos. Que vean que los sueños se cumplen si se persiguen y ojalá  puedan tener esas facilidades e instalaciones que yo no he podido tener.

¿Se ha probado alguna vez con el esquí?

Qué va. Solo esquíe de pequeña. Nunca más. No voy a cambiar la disciplina del halfpipe, los trucos en el medio tubo. Pero sí me encanta la montaña y deslicarme con mi tabla porque me permite mejorar en mi disciplina y no estar siempre centrada en lo mismo porque creo que me ayuda a evolucionar. Pero ahora hay tanta especialización que no se pueden hacer diversas modalidades con la tabla. 

¿No se le ocurrirá ir este fin de semana a las pistas?

Jaja. En eso pensaba en irme a los Pirineos... subir a Andorra. 

Compartir el artículo

stats