Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vela

Barcelona acogerá la Copa del América de vela en 2024

El acuerdo se hará público en los próximos días después de que los organizadores hayan elegido la candidatura barcelonesa | Málaga era la otra ciudad española que optaba a ser sede de una competición de gran impacto económico y audiencia

Una imagen de la salida de la Barcelona World Race en su edición del año 2014. IGNASI PAREDES

La ciudad de Barcelona volverá a acoger un gran acontecimiento deportivo en el año 2024 con la celebración de la 37ª edición de la Copa del América de Vela. En los próximos días, se firmará el acuerdo entre las partes implicadas después de que los organizadores y el Emirates Team New Zealand, ganador de la anterior edición disputada en Auckland el pasado año, haya decidido elegir la candidatura de la capital catalana como sede de la próxima. La legendaria competición, que nació en 1851, está considerada como la F-1 de la vela. La candidatura impulsada por la asociación Barcelona Global, a través de la agencia Barcelona&Partners, ha contado con el apoyo de todas las instituciones -Generalitat, Ayuntamiento, Diputación y Port de Barcelona- para obtener la luz verde de los organizadores.

Da una idea del alcance de esta designación que la Copa América de Vela ocupa un lugar en lo más alto del escalafón cuando se habla de impacto económico vinculado a los acontecimientos deportivos. Según estimaciones de expertos en marketing y consultoras deportivas, solo dos eventos tan globales como los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol superan a esta competición en ese terreno. Por inversión, creación de puestos de trabajo, efectos en el turismo y proyección internacional, gracias a su audiencia, se llega a cifrar su impacto económico en la ciudad sede en torno a los 1.000 millones de euros. De ahí que el anuncio suponga para la capital catalana una importante inyección de autoestima en estos tiempos en que tanto se debate sobre su vitalidad.

El acuerdo llega después de la visita, el pasado 18 de marzo, del director general del Team New Zealand y de la empresa que gestiona la competición, Grant Dalton. En la capital catalana visitó las instalaciones del puerto junto a Damià Calvet, director del Port, Jaume Collboni, primer teniente de alcalde, y Aurora Catà, presidenta de Barcelona Global. Dalton también se entrevistó, por separado, con la alcaldesa Ada Colau y el teniente de alcalde Jordi Martí, y con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Valencia, sede en 2007 y 2010

De esa visita salió el compromiso de la capital catalana con la Copa América, una competición a la que también optaba Málaga como sede. Valencia, donde ya se celebró en dos ediciones consecutivas (2007 y 2010), se había retirado de la puja por indicación de los propios organizadores. Barcelona deberá pagar ahora un canon de 72 millones de euros hasta ese año 2024 cuando se celebrará la competición. La Copa América va más allá de las regatas propiamente dichas, porque los equipos participantes pueden comenzar a navegar en las aguas de la capital catalana el próximo septiembre. Acostumbran a desplazarse a la sede un año antes del inicio de la competición, en una fecha del verano de 2024 aún por determinar.

El acuerdo coincide en el tiempo con el alcanzado en otro acontecimiento deportivo como es el de la candidatura Pirineos Barcelona para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030. En este caso, la unanimidad en el gobierno municipal no es la misma que con la Copa América. Mientras la alcaldesa Ada Colau y Barcelona en Comú no han mostrado nunca entusiasmo, más bien lo contrario, con el proyecto olímpico, sí lo ha hecho su socio, el grupo municipal socialista. Desde la óptica de Barcelona en Comú, un acontecimiento como la Copa América encaja mucho más con el concepto de economía azul como sector estratégico de futuro, a partir de la idea de hacer del litoral un trampolín de reactivación y transformación. «Somos una ciudad náutica y tenemos una experiencia acreditada no solo en atraer acontecimientos deportivos, sino en generar sinergias y hacerlos crecer. Esto es lo que queremos también para la Copa América en Barcelona”. Este fue el mensaje rotundo de la alcaldesa en su canal de Telegram tras la reunión con Grant Dalton.

Compartir el artículo

stats