Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Márquez: "Por supuesto que Aleix Espargaró puede ser campeón"

El líder de Honda, que mañana viajará a EEUU para operarse por cuarta vez en su brazo derecho, cree que el Mundial ha quedado en manos de Quartararo, el mayor de los Espargaró, Bagnaia y Bastianini

Aleix Espargaró

Marc Márquez (Honda) viajará mañana a Estados Unidos donde, el próximo jueves, se someterá a una delicadísima operación en su brazo, húmero y hombro derecho, a manos del doctor Joaquín Sánchez Toledo, en la clínica Mayor, de Rochester (Minnesota). Márquez, que ayer decidió correr el Gran Premio de Italia, donde acabó en una sobresaliente décima plaza “pese a que el brazo, en la vuelta cinco, ya empezó a tocar la flauta”, quiso concluir el trabajo de desarrolló que se había comprometido a hacer durante el fin de semana de Mugello para Honda.

“Corri pensando, por supuesto, que no podía complicarme la intervención quirúrgica con una nueva caída y, por tanto, fue muy complicado meterse en modo concentración, pero si decidí correr no era para dar simplemente vueltas”, explicó el campeón de Cervera (Lleida). “La verdad es que en las primeras seis vueltas me encontré bien, muy bien, tenía ritmo y me sentía cómodo y con ganas de pelea, pero enseguida empecé a notar, de nuevo, el dolor, lo que me reafirmó en que, en efecto, la decisión de operarme es la más adecuada”.

Objetivo de la operación

Cuando le preguntamos cuál era el principal objetivo de esta intervención, Márquez no lo dudó, lo tiene clarísimo: “El objetivo de la operación no es otro que recuperar el mejor estado físico posible, sin duda, estar al cien por cien de nuevo para disfrutar de la moto y hacer disfrutar a los aficionados. El objetivo, ya lo digo ahora, no es operarse, recuperarse, volver y ganar. No, no, para nada, esa no es la mentalidad con la que afronto esta delicada operación, desde luego”.

"El objetivo de la operación no es operarse, recuperarse y volver a ganar. Ese no es el objetivo. El objetivo es volver a ser un atleta completo

decoration

En ese sentido, MM93 insistió, en un par de ocasiones más durante la charla, antes de abandonar Mugello, que lo importante es volver a llevar una vida normal de atleta y volver a disfrutar con su deporte. “Hay que intentar volver a ser un atleta completo. Y punto. Hay que intentar que no sea una pesadilla subirse a la moto y pensar, obsesionarte, como me ha estado ocurriendo durante todo este año, que volverá a aparecer el dolor, o los dolores, a las seis o siete primeras vueltas. Primero que los doctores acierten con la operación, que estoy seguro que acertarán porque el equipo del doctor Sánchez Toledo es el mejor y, luego, hacer una buena recuperación”.

Emilio Alzamora, a la izquierda, manager de Marc Márquez y todo el equipo Repsol Honda, aplaude la gesta del catalán al acabar en Mugello. ALEJANDRO CERESUELA

Márquez cree a ciegas. Está convencidísimo que todo irá bien. Es optimista por naturaliza. “¡Claro que sí!, hay que seguir siendo positivos a nivel mental y soñar con que volveremos a disfrutar, no solo a nivel individual, sino con todos los que han estado siempre a mi lado”.

Antes de subirse al avión para cruzar el Atlántico, Márquez ha querido agradecer la multitud de gestos, frases y mensajes de ánimos que le han dedicado todos sus compañeros de parrilla. “Entre los pilotos, que nos conocemos muy bien, hay una tremenda empatía. ¿Por qué?, porque sabemos lo mucho que nos jugamos, lo grandes sacrificios que nos cuesta ser competitivos y, sobre todo, el riesgo que corremos. Hay muchísima rivalidad, porque así debe ser, pero nos tenemos mucho respeto. Y cuando estamos mal, sufrimos caídas, padecemos lesiones, nos operan y atravesamos momentos duros siempre nos cuidamos unos a otros”.

Empatía entre pilotos

Y fue en ese instante cuando el líder del ‘team’ Repsol Honda recordó, por ejemplo, sus piques del pasado “no hace tanto” con Fabio (Quartararo) o con Jorge (Martín) “al que tire en Silverstone el año pasado y jamás hay rencor”. “Y, la verdad”, siguió diciendo Márquez, “les estoy muy agradecido por los buenos deseos que me han dedicado todos. El último, sin ir muy lejos, ‘Pecco’ (Bagnaia, ganador ayer, en Mugello) al que me he encontrado al bajar del podio y me ha dicho unas palabras muy bonitas. Ojalá podamos volver a competir juntos”.

Respecto quien puede ganar este Mundial que ya se ha alejado definitivamente de sus posibilidades, Márquez señaló que ayer, en Mugello, quien más le impresionó fue Quartararo. “No me esperada, desde luego, un Fabiotan competitivo y creo que este valioso segundo puesto le dará alas. Como le puede ocurrir a Bagnaia, que si encadena dos o tres victorias seguidas se colocará ya en ‘modo campeón’ y la gran sorpresa, el gran tapado, ha sido, sí, Aleix Espargaró, que pilota una estupenda Aprilia, que, por ejemplo, en manos de Maverick (Viñales), me recortaba medio segundo en cada una de las cinco últimas vueltas”.

Aleix, candidato

Cuando le preguntas si ve campeón a Aleix Espargaró, Márquez no se corta, no. “Por supuesto que Aleix puede ser campeón este año pues ya se ha convertido, sin duda, en uno de los cuatro claros candidatos: él, Fabio, ‘Pecco’ y Enea Bastianini, que es el que más carreras ha ganado, pero el más irregular, creo que pelearán por la victoria. Pero, sí, sí, veo a Aleix con posibilidades de ser campeón”. En ese sentido, si no lo puede ser él, ni ningún compañero de Honda, “que lo sea un español y así el título se quedará, de nuevo, en casa. Aleix le está sacando muchísimo partido a la Aprilia, que, en sus manos, es una gran moto aunque, en Mugello, en las cinco últimos vueltas, en manos de Maverick (Viñales), me quitaba medio segundo por vuelta”.

Por cierto, el Mundial de pilotos sigue liderado por el actual campeón, el francés Fabio Quartararo (Yamaha), con 122 puntos, seguido de Aleix Espargaró (Aprilia), con 114; el italiano Enea Bastianini (Ducati), 94 y su compatriota 'Pecco' Bagnaia (Ducati), que ya suma 81 puntos.

Acosta: "Marc Márquez solo hay uno"

  • Se van cumpliendo los tiempos, el murciano Pedro Acosta se convirtió ayer, en el precioso circuito de Mugello, en plena Toscana, en el más joven ganador de todos los tiempos en la categoría de Moto2, con 18 años y 4 días, algunos meses antes que Marc Márquez. Acosta, que ya fue un piloto precoz, el pasado año, al convertirse en un debutante capaz de romper todos los récords de Moto3 y lograr el título en su primer año, va camino de convertirse en otro piloto relovucionario.
  • Y, claro, ayer cuando los periodistas le mostraron su admiración por su triunfo y precocidad al comprarlo con el mayor de los Márquez, el 'tiburón de Mazarrón' no pudo reprimirse y soltó un contudente "¡Marc Márquez solo hay uno!" E insistió en que "lo más importante de esta primera victoria en Moto2 es que hemos ganado, no a la edad que lo hemos hecho. Es decir, lo importante es que, después de algunas dudas y de haber oído y leído que muchos me sacaban ya del Mundial y que, con todo el respeto del mundo, me lamdaban a Superbikes, aquí estamos, ya hemos llegado y hay que intentar seguir este camino".



Compartir el artículo

stats