Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ALTERNATIVA AL SANCIONADO BUSQUETS

Pjanic, el centrocampista que sí convenció a Xavi

Pjanic, en la presentación del Barça en el trofeo Joan Gamper en el Camp Nou. FCBARCELONA

"Pjanic me ha convencido y se queda con nosotros". Horas antes del debut ante el Rayo, que terminó con un inesperado tropiezo, Xavi le proporcionaba al jugador bosnio un lugar en su plantilla con el dorsal 16 a su espalda. En su primera, y breve, etapa azulgrana llevó el ocho que ahora es de Pedri.

Justo un año después de que Koeman le abriera la puerta de salida ("hay centrocampistas mejores que él", argumentó entonces el neerlandés) camino de una cesión al Besiktas de Estambul. Pjanic se fue para volver porque tiene contrato con el Barça hasta el 2024, sin saber entonces que acabaría seduciendo a Xavi de tal manera que lo ha convertido en la alternativa de Busquets.

Y como el capitán fue expulsado en la primera jornada (vio dos amarillas en los 19 minutos finales del duelo) queda vacía su silla el domingo en Anoeta. Pjanic debería ser el elegido, a no ser, claro, que el técnico apueste al final por Frenkie de Jong, que lleva todo el verano más dentro que fuera del Barça.

Última oportunidad

El bosnio, con 32 años, intenta aprovechar su última oportunidad de asentarse en el Camp Nou. Él sí ha convencido a Xavi, después de que el verano pasado aceptara rebajarse el salario cuando se marchó a Turquía.

De momento, forma parte de esa relación de siete centrocampistas (Busquets, Pedri, Gavi, Frenkie de Jong, Kessié y el polivalente Sergi Roberto, igual es lateral que volante o medio centro) donde no había hueco alguno para Nico, el joven de la cantera.

Tan mal lo vio el futbolista gallego ue hasta en dos ocasiones llamó a la puerta del despacho del entrenador para decirle que deseaba irse. Xavi quería mantener a Nico.

Pero éste, tras otear el panorama en la sala de máquina, entendió que lo mejor ("ha sido valiente", explicó el técnico) era atender la llamada de Gattuso, el técnico del Valencia, que tiene como agente a Jorge Mendes, el mismo que lo representa a él.

"No es un adiós, es un hasta luego. A mis 20 años, necesito y quiero jugar muchos minutos para crecer como futbolista", escribió Nico en su cuenta de Instagram viajando ya para Mestalla. Pero antes, el Barça le firmó un contrato hasta el 2026 (tenía antes hasta el 2024) aumentando su cláusula de rescisión hasta los 1.000 millones de euros.

Hasta dos veces le pidió Nico a Xavi que le dejara salir porque veía que no tendría opciones en el Camp Nou. Ya ha debutado con el Valencia de Gattuso

decoration

Nico voló al volcánico Valencia, donde ya debutó el domingo ante el Girona y le anularon un gol en sus 20 minutos, y Pjanic se quedó en el Camp Nou. Se quedó necesitado como anda Xavi de jugadores expertos y con oficio para obtener el rendimiento inmediato que exige su proyecto. Sin tiempo para la cocción a fuego lento.

Y se quedó, tal vez, sin saber que muy pronto (segunda jornada) podrá tener la ocasión de volver a vestir la camiseta azulgrana después de sus desencuentros con Koeman.

"Fue irrespetuoso conmigo", denunció el bosnio desde su provisional hogar del Besiktas, quejándose de los métodos del exentrenador azulgrana, mostrando luego su felicidad cuando Xavi, en noviembre pasado, se sentó en el banquillo del Camp Nou.

Pjanic, en un partido del Barça. JORDI COTRINA

Herencia de Bartomeu

Forma parte Pjanic de la herencia del pasado, protagonista como fue de los intercambios más financieros que deportivos que diseñó la junta de Bartomeu para maquillar las cuentas.

Ocurrió en el Cillessen-Neto (verano 2019). Un negocio ruinoso para Valencia, que busca la salida del meta neerlandés al NEC Nimega, y Barça, que ha regalado al portero brasileño al Bournemouth. Y se repitió luego en el Pjanic-Arthur (verano 2020).

Tasó la Juventus al bosnio en 60 millones (tenía 30 años entonces) y el club azulgrana al brasileño (23 años) en 70. El mundo al revés. Ahora, Allegri no quiere a Arthur en su nuevo proyecto y Xavi, en cambio, le ofrece a Pjanic una segunda y última oportunidad después de que lo haya convencido durante este verano. Se hizo todo en la última semana de junio para cuadrar cuentas.

Compartir el artículo

stats