Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Entrevista a Èric Garcia: "Al llegar al Barcelona choqué con la cruda realidad que se vivía"

El azulgrana nos atiende en la concentración de selección en Las Rozas, donde repasa su regresó al Barça, la complicada temporada pasada y el momento dulce por el que atraviesa

Èric García. David Castro

Èric, usted no dudó en regresar al Barça pese a estar cómodamente asentado en el Manchester City con la confianza de Guardiola y sabiendo que volvía a un Barça que pasaba por un mal momento. ¿Por qué decidió arriesgarse? 

De pequeño mi sueño siempre fue triunfar en el Barça, pero por las circunstancias hubo un momento en que creímos que lo mejor era marchar a Inglaterra por el proyecto deportivo que me pusieron encima de la mesa. Obviamente te pueden prometer mil cosas, pero al final eres tú el que tienes que responder. Pero apostaron fuerte por mí, tuve la confianza de Pep muy rápido e intenté aprender al máximo. Por supuesto, yo seguía siendo del Barça y sabía que si tenía alguna oportunidad de volver en algún momento, la aprovecharía. Al Barça nunca se le puede decir que no. Es verdad que no estaba en el mejor momento, pero las cosas cambian muy rápido. Pasas de estar abajo a arriba, sobre todo en estos clubes tan grandes, y estaba muy convencido de la decisión.  

Los primeros meses de su regreso al Camp Nou fueron duros porque el equipo no respondía y usted fue uno de los señalados por su irregularidad. 

Tengo que admitir que al principio me sorprendieron las críticas porque venía de Manchester de una temporada en la que no jugué mucho y en los primeros partidos ya se me puso la cruz. Pero yo estaba muy tranquilo porque sabía lo que tenía que hacer en todo momento. Seguir trabajando y enfocado. Ningún futbolista juega para cometer fallos, damos el máximo y a veces las cosas no salen como uno quiere. Yo sabía lo que tenía que hacer, estaba tranquilo con lo que estaba hacendo y la gente de mi confianza me decía la verdad en todo momento, por más que no fuese agradable. 

"Tengo que admitir que al principio me sorprendieron las críticas porque venía de Manchester de una temporada en la que no jugué mucho y en los primeros partidos ya se me puso la cruz"

decoration

¿Ha aprendido mucho de esos momentos difíciles de la pasada temporada?

Creo que he tenido la suerte, o la mala suerte, que desde pequeño las cosas siempre me han ido bien, desde el fútbol formativo hasta llegar al primer equipo del Barça o al City. Nunca he tenido un mal momento porque no jugase. Y cuando llegué aquí choqué con la cruda realidad que vivía el Barça. Pero esto es parte del fútbol, todos, por suerte o por desgracia, pasamos por mejores o peores momentos ya sea por motivos deportivos o personales. Al final todo pasa y hay que mantener la cabeza muy fría y saber lo que uno quiere. Yel tiempo va devolviendo todo a su sitio. 

Èric García. David Castro

¿Ha cambiado en algo su forma de ver las cosas después de aquellos momentos complicados? 

Puede ser. Diría que ahora aprecio mucho más los momentos en los que va todo rodado. Es lo que nos gusta y para lo que trabajamos siempre: jugar, ganar, disfrutar... Y este año creo que está siendo así tanto en la selección como en el Barça, que son lo máximo a lo que uno puede aspirar en el fútbol. Pero para lograr eso tienes que dar lo máximo, y más con la calidad de jugadores que hay alrededor. 

No debe ser casualidad que tanto Xavi como Luis Enrique le hayan mostrado su apoyo público cuando las críticas más arreciaban contra usted. ¿Hay una explicación? 

Que el míster te apoye, sobre todo en los momentos complicados, es algo muy importante como jugador. Yo he tenido la suerte de que cuando ha habido cosas que mejorar, y siempre las hay, ellos me lo han dicho a la cara, directamente. Como jugador creo que tengo un margen de mejora muy grande y eso es algo muy bueno. 

¿Cómo se explica el cambio del Eric dubitativo de la pasada temporada y el central rápido y determinado de esta que vive su mejor momento dulce de juego? 

Físicamente venía de un año en el que no había jugado por la decisión que tomé de no renovar y venir al Barça. Y además fue un verano complicado porque enlacé Eurocopa, Juegos Olímpicos y el arranque de la Liga y de la Champions. Me tenía que adaptar al equipo, la situación no era buena y si las cosas no van bien, es más difícil adaptarse. Ahora a nivel físico me encuentro mucho mejor y en el campo me desenvuelvo más como soy yo, con más confianza y más personalidad. Pero sigo teniendo margen de mejora. El año pasado ya sabía lo que tenía que mejorar y ahora lo sigo sabiendo. Así que sigo trabajando. 

"Xavi y Luis Enrique son muy parecidos. Son entrenadores cercanos para el jugador. Es un placer trabajar con los dos porque aprendo mucho"

decoration

Piqué, Koundé, Christensen, Araujo y usted. Cinco centrales, aunque su versatilidad le permita jugar de lateral, para dos puestos. Parece que si hay una plaza cara en el once es la de central. 

La competencia en el Barça entre los centrales es muy importante, y tengo que decir que también pasa eso en la selección. Y eso es muy bueno para mí porque me hace estar atento a cada detalle, dar el máximo en cada entrenamiento y aprovechar los minutos en el campo o cuando entras desde el banquillo para dar lo mejor y que el entrenador lo tenga en cuenta. La competencia siempre hace mejor al futbolista. Y yo tengo la suerte de competir con algunos de los mejores jugadores del mundo.  

Èric García. David Castro

Piqué atraviesa por un momento complicado porque no está disfrutando de minutos, algo a lo que siempre ha estado acostumbrado. Usted que le ve en el día a día, ¿cómo lo está pasando? 

No voy a descubrir nada si digo que Gerard es muy profesional. Para mi está entre los cinco mejores centrales que he visto jugar en un campo y tenerlo de compañero es un lujo. Estoy seguro que va a tener minutos porque hay muchos partidos y él es un jugador importante en la plantilla de este Barça. 

"Para mi Piqué está entre los cinco mejores centrales que he visto jugar en un campo y tenerlo de compañero es un lujo. Estoy seguro que va a tener minutos"

decoration

Tanto en el Barça como en la selección afrontan una temporada de retos importantes. ¿Dónde coloca el listón tanto con su club como como con España de cara al inminente Mundial de Catar

Evidentemente tenemos unas expectativas altas. El Barça tiene equipo para ganar títulos. Tenemos que ir cogiendo confianza, pero hemos empezado la temporada generando buen juego. Los fichajes nuevos se van adaptando y ya sabemos lo que quiere el míster. Aquí Luis Enrique también es muy claro con lo que quiere y venimos demostrando tanto en la Eurocopa como en la Nations League que hay calidad para pelear por los títulos, siempre con humildad y respeto. Empezando desde ahí seguro que se pueden conseguir cosas.  

Tiene a Xavi y Luis Enrique como entrenadores, dos técnicos con personalidad, carácter y mucha jerarquía. ¿Qué le aportan? 

Xavi y Luis Enrique son muy parecidos. Son entrenadores cercanos para el jugador, también se parecen en que tienen muy clara su idea de juego, y además esa idea es muy parecida. Es un placer trabajar con los dos porque aprendo mucho. 

Creo que es usted muy aficionado al baloncesto

Lo soy.

¿No me diga que esperaba el oro en el Eurobasket

Obviamente no esperaba tanto, pero sí que compitiesen como lo hacen siempre. 

¿Qué lectura saca de su éxito? 

Antes del Eurobasket nadie confiaba en la selección y todo lo que recibían eran críticas, incluso destructivas. Pero se han mantenido firmes, con una mentalidad de grupo ante superestrellas de la NBA. Ha sido un gran éxito y un ejemplo del que debemos aprender todos.

Compartir el artículo

stats