Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hasta el año que viene

El congreso de telefonía más importante del mundo ha terminado, pero, ¿qué novedades reales se han visto?

Hasta el año que viene

Hasta el año que viene

Son posiblemente los cinco días más estresantes del año, pero también los más intensos y apasionantes, al menos en lo que a tecnología se refiere.

El Mobile World Congress, el evento telefónico más multitudinario del planeta, ha tocado a su fin en un año en el que, debido a la conmemoración del año nuevo chino, se tuvieron que retrasar las fechas de celebración del congreso. Pero hay una pregunta que flota en el aire y que mucha gente se hace: ¿ha habido alguna novedad real? La respuesta es clara: sí.

Y la verdad es que en mayor o menor medida, ocurre igual todos los años. Cuando echemos la vista atrás recordaremos esta edición del congreso de telefonía que se celebra en nuestro país como el de la presentación de la quinta generación móvil -5G-, el de la segunda juventud de la telefonía europea o el del triunfo del pago digital.

Pero también ha sido el año en el que la telefonía europea ha resurgido de sus cenizas. Como si de un ave fénix se tratara, varias empresas del viejo continente han llenado el agujero que dejó en su día la finlandesa Nokia. La francesa Wiko y las españolas bq y Wolder han presentado interesantes dispositivos con precios muy ajustados que entran a competir directamente con la todopoderosa industria china. Gigantes orientales como Huawei, ZTE o Samsung no se inmutan todavía por una incómoda piedra que les ha salido en el zapato en forma de irreductibles galos y bravos hispanos. Pero no le conviene a los poderosos chinos y coreanos dejar de mirar por el rabillo del ojo a estos emprendedores europeos ya que podrían darles un disgusto. Sin ir más lejos, el pasado año la francesa Wiko fue la segunda compañía que más dispositivos vendió en Portugal, justo detrás de la coreana Samsung.

Aunque si de algo hay que hablar a la finalización de un congreso de telefonía móvil es precisamente de sus protagonistas: los teléfonos. Se han visto muchas e interesantes novedades, tanto por parte de las marcas consagradas como por parte de las menos conocidas. Los grandes fabricantes han puesto toda la carne en el asador para así poder lanzar móviles con los últimos adelantos que existen. Es el caso del Sony Xperia M4 Aqua, o de los ya mencionados la pasada semana Samsung Galaxy S6 y HTC One M9. Otros grandes fabricantes como los chinos ZTE y Huawei no han querido perder la oportunidad de mostrar en un evento de alcance mundial como el Mobile World Congress sus últimas novedades.

Y como no solo de grandes marcas vive el usuario de telefonía, las más modestas han mostrado -y demostrado- más de un dispositivo sorprendente. Un ejemplo de ello es el King Kong de Hisense. Esta marca china ha presentado un móvil que no solo se puede mojar, sino que además es resistente a caídas, polvo, barro y arena. "Nada nuevo" pensará más de uno, pero es que semejante robustez la han conseguido con un envoltorio que nada tiene que envidiar a los más esbeltos y bellos teléfonos del mercado. Y encima, con sonido Dolby.

Al final, la sensación que queda tras cinco jornadas de agotador congreso -en realidad son cuatro días más el domingo previo- es que la tecnología móvil avanza a una velocidad tan vertiginosa que en ocasiones incluso apetece bajarse para respirar. Y eso es bueno: más y mejor tecnología en muchas compañías distintas supone precios más bajos de los que nos acabamos beneficiando todos. Y cuidado con la que se avecina, que ya podemos pagar con el móvil...

Compartir el artículo

stats