Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Albelo: "Aquí hay mucho talento"

Desde fuera da la impresión que llegar a triunfar como cantante lírico representa un reto difícil. Quizás más complicado que para otros géneros. Celso Albelo también ha dicho que ahora se tiene mucha menos paciencia con los artistas, que la que se tenía antes. Y en un mundo que va tan deprisa resulta más fácil que el público llegue a cansarse demasiado pronto, y el tenor corre el peligro de pasar de moda. Por eso hay que estar preparado para mantener un repertorio amplio y diverso.

Canarias siempre se ha distinguido por ser cuna de grandes artistas. En medio de continentes, las islas aprendieron a quedarse con los mejor de los mundos: de Europa, América y también de África. Eso es algo que se percibe en su vocabulario, en sus sones, en las obras de Teatro que antes de cruzar el charco dejaban parte de su riqueza en el Archipiélago.

Albelo insiste en dejar claro que "aquí hay mucho talento, yo no soy más que nadie, y he hecho lo que soñé. Sólo hay que tener curiosidad, vencer al miedo y seguir adelante".

Ahora mismo en Madrid hay varios canarios que están luchando por hacerse un hueco dentro de la lírica. Como Chedy de León, un joven lanzaroteño, que tomó la decisión de abandonar su trabajo como reconocido cantante de orquestas, para dedicar todo su esfuerzo en intentar entrar en el Conservatorio de Música de Madrid. Mientras tanto se paga las clases limpiando por las noches un gimnasio.

La realidad demuestra que sólo con mucha voluntad y buena técnica se puede lograr el reto de subir al escenario y desde allí enamorar a los que escuchan.

Compartir el artículo

stats