Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo México, el cuarto trastero de los USA

Recorrido por uno de los estados de la América profunda, despoblado y desértico, con paradas en Málaga y Madrid

Nuevo México, el cuarto trastero de los USA

Un lector de mi blog de viajes me ha dicho que se ha dado cuenta que el estado de New México es algo distinto a los demás estados de EE UU. Pues sí. Tiene razón. A lo largo de mis distintos viajes, por aquí o por allí, de norte a sur o de este a oeste, en moto y en autocaravana, y en diferentes momentos, he pasado por diversos lugares de New México, y he comprobado que le hacen distinto a los otros estados de la Unión. Es lo que llamo "el cuarto trastero de los USA".

Lo primero que hay que decir es que New México tiene una superficie de unos 315.000 kilómetros cuadrados y solo dos millones de habitantes, lo que hace que tenga una densidad de solo 6 habitantes por kilómetro cuadrado, prácticamente despoblado. Esa superficie es ya casi tanto como el 60 % de España, para dar idea de lo que estamos hablando. Su capital es Santa Fe, con 73.000 habitantes, preciosa ciudad. La más poblada es Albuquerque, con algo más de medio millón.

Tiene tres importantes autopistas que lo atraviesan: en sentido Norte Sur la 25; en sentido este oeste la 40, que es la que se sirvió de la base de la famosa ruta 66; y la 10, que va por el sur del estado, desde Jacksonville en Florida, hasta Santa Mónica, en Los Ángeles.

En 2008 hice con mi hijo Fernando un viaje por el Sur de los USA, siguiendo un poco la ruta de las ciudades fundadas por canarios, en concreto, San Agustín, en Florida; San Bernardo en Luisiana; y San Antonio en Texas; y seguimos hacia Los Ángeles. Para ello nos adentramos desde Texas en dirección a Albuquerque en New México, y para ello lo más fácil era entrar desde Fort Stockton, en Texas, hacia Roswell, unos 400 kilómetros. ¿Qué interés tiene Roswell? Pues muchos lo habrán oído o leído: allí el 10 de julio de 1947 se dice que cayó una nave extraterrestre y el ejército americano recogió cadáveres de seres extraños. Recuerdo la fecha porque es el mismo día, no el mismo año, que me casé.

Camino de Roswell, Fernando para la moto en medio del desierto, me acerco y le digo: qué pasa? Se baja y me dice: " cómo no van venir aquí los ET si en cientos de kilómetros no hemos visto a nadie". Seguimos ruta y nos encontramos con carteles que anuncian el pueblo de Málaga. Si, como la nuestra. Pues no era nada, absolutamente nada, sino unos cuantos almacenes abandonados y batidos por el viento del desierto. Y por fin llegamos a Roswell. Nos encontramos el Museo UFO, por llamarlo de alguna manera. Era de los más cutre que uno pueda imaginar. Sí, estaban los periódicos de aquellas fechas y comentarios de los generales que habían "descubierto" los cadáveres, pero aquello nos pareció de risa. Gran parte de la ciudad vive de ello y en la primera semana de julio cada año se reúnen allí miles de personas para celebrar encuentros y debates del tema UFO.

Justo a la salida de Roswell en la última gasolinera existente allí, hay un cartel que dice: "Próxima estación de servicio a 100 millas". Es decir, a 160 kilómetros. Pues sí. No había ningún tipo de servicio ni nada de nada en esa distancia. La policía pasa con cierta frecuencia para ayudar a los que se han quedado sin gasolina o tienen una avería, porque si no... Este tipo de avisos lo hemos encontrado también en Arizona, sobre todo en los desiertos.

En el viaje inaugural de mi jubilación, desde Miami hasta Denver, en abril mayo 2014, entré desde Texas hacia Albuquerque por la Interestatal 40, que es la carretera que se sirvió de la famosa Ruta 66 para su trazado. Gran parte de la 66 hoy en día es la I-40. Como es muy normal en esta parte de los USA, se sorporta mucho viento, al extremo de ver volcada una caravana nada más entrar en el estado.

Llegamos a Albuquerque después de dormir en un lugar que se llamaba Santa Rosa. Muchos de los topónimos de este estado son castellanos, por no decir, españoles, ya que fue territorio español y posteriormente mexicano, hasta su incorporación como estado de la Unión en 1912.

La verdad es que en Albuquerque estuvimos dos días. Más que nada nos dedicamos al mantenimiento del 'Mr. Mojo Picón', nombre de nuestra autocaravana, dado que no había mucho que ver o fotografiar.

Después de aquí, hay que destacar, por ser muy español, Madrid. Pues sí. Resulta que en Nuevo México está el pueblo de Madrid, entre Albuquerque y Santa Fe, y resulta que es una ruta clásica de motos. Es conocida porque gran parte de la película Wild Hogs, Cerdos Salvajes, con John Travolta, William H. Macy, Tim Allen y Martín Lawrence, se rodó allí. Pero no deja de ser una cutrez.

Una calle principal y un pueblo del 250 habitantes. Allí hay un único bed and breakfast. Y la cafetería que sale en la película, donde se desarrolla la pelea entre los cuatro protagonistas y los matones de Ray Liotta, y en la que aún se puede ver cómo dice lo de Wild Hogs.

En Santa Fe, hablando con la encargada de la oficina de turismo, me dijo que no se explican cómo no han aprovechado el tirón de la película, porque gente va como para sacar algún provecho de ello. Los fines de semana acuden bastantes curiosos. Y ahora también se entiende porqué Madrid, capital de España, no está hermanada con esta Madrid, New México. Claro que estamos hablando del cuarto trastero de los USA, pero aparte, está Santa Fe, capital del estado. Es una ciudad preciosa, chiquitita pero coqueta, con una actividad artística fuera de lo normal, para lo que es la América profunda. Hay cerca de 100 galerías de arte y ofrecen una actividad cultural enorme. Mucha población de los USA de formación académica va por allí a disfrutar de la misma.

Y desde luego se destaca, y con mucho del resto del estado, tanto en cuidado de la ciudad, como en sus habitantes. Está en plena ruta 66. Caso aparte es la arquitectura de la ciudad. Sus raíces están en el adobe, muchas construcciones originales lo eran y aun siguen siéndolo, pero una característica que llama mucho la atención es que las aristas de muchas de ellas no son líneas rectas, sino curvas y no en vertical sino desplomadas.

En marzo de 2015, con ocasión de cruzar el motor home de la costa Oeste a la Este, ya que lo teníamos en Los Ángeles, lo llevamos a Florida, cogimos la ruta 10 y atravesamos el país, o como dicen ellos hicimos un "coast to coast".

Pues bien, paramos en Las Cruces, en Nuevo México, y estuvimos tres días. Queríamos visitar tres lugares: Álamo Gordo, sitio donde se explotó la primera bomba atómica en 1945; White Sands, que es un parque natural de dunas blancas, en el interior del estado, no dando al mar, ni mucho menos, como uno puede pensar cuando habla de dunas de arenas; y el tercer lugar era el Very Large Array, Muy Largo Alcance, campo de antenas parabólicas y científicas que se hizo muy conocido a través de la película Contact.

Las Cruces no deja de ser un pueblo, cercano a la frontera mexicana, muy mexicano .Las Cruces es el típico pueblo de New México: destartalado, como si no hubiese organización urbanística, y con claros síntomas mexicanos: todo manga por hombro.

En la carretera desde Arizona a New México nos encontramos carteles que decían: "Posible visibilidad cero"

Y es que las tormentas de arena en la zona son frecuentes hasta el extremo de que la visibilidad es cero. Desde aquí me desplacé a White Sands, Monumento Nacional, aunque pensaba que era Parque Nacional, pero no.

Desde Las Cruces hasta allí hay 90 kilómetros, de puro desierto, y lo que es peor: sin ningún tipo de asistencia. No hay ni una sola gasolinera en estos kilómetros, así que tienes que ir preparado para ello: agua, gasolina y teléfono, son las recomendaciones. A todo esto, este espacio es una base de ensayos de cohetes del ejército americano, concretamente la Holloman Air Force, con una extensión más grande que Gran Canaria. Y la carretera por medio. Eso sí: la cierran cuando hay maniobras.

Por fin llegamos a White Sands: Desde luego es un espectacular campo de dunas, parecido al de Maspalomas, pero mucho más grande y sobre todo que en este caso es de yeso blanco. Hay una carretera de unos 20 kilómetros que recorre todo el espacio, recomendándose no hacer paradas sino en aquellos lugares permitidos.

Realmente dunas , dunas, lo que se dice dunas, no hay, siendo la mayor elevación sobre unos cinco metros, inferior a las Dunas de Maspalomas. Hay una excepción, una duna algo más grande que las grancanarias, y donde está permitido los descensos en trineos: Y luego, y ya que estaba, quería ir a Álamo Gordo, donde se desarrolló el proyecto Manhattan, la creación, o mala creación de la bomba atómica, y donde se explotó la primera, pero hasta pasada la semana santa no abren el lugar. La razón no la sé pero es así. Desde luego viendo las inmensas extensiones de desiertos, llanuras inmensas, sin nada, se entiende cómo en New México, se dice que llegaron los extraterrestres allá por el 1947, incidente de Rosswel, como ya comentamos anteriormente, se ensayó y explotó la primera bomba atómica, hay bases de ensayos de proyectiles, etc, etc, si es que no hay nada, pero nada.

Dentro de estos lugares remotos y solitarios está asimismo Fort Bliss Reservation, una reserva india, que como podrán suponer no debe de ser el paraíso, por la climatología y formación del terreno, además de estar al lado mismo del campo de tiro citado anteriormente y muy cerca de la zona de Álamo gordo., donde aún hoy en día hay unas pequeñas radiaciones, procedentes de los ensayos nucleares de los años 40 del siglo pasado.

Por último deje un día completo para visitar el VLA. ¿Qué es y qué significa VLA? Pues a casi todo el mundo les sonará extraño, sino raro, y es que significa very large array, en inglés, y muy largo alcance en español, y se trata de la instalación de 27 antenas parabólicas situadas en el llano de San Agustín, entre las poblaciones de Magdalena y Dátil, en New México, y que saltó a la fama con la película Contact que protagonizó Jodie Foster. He decir que a nosotros nos gusta ver y estar en sitios y escenarios reales de películas famosas, como puede ser esta, o Forrest Gump, o Grease, o Encuentros en la Tercera Fase, pero eso es otra historia, que algún día merecería una entrada independiente.

Como estoy radicado en Las Cruces tengo que desplazarme hasta allí y son solo 325 kilómetros, que allí en los USA no son nada pero para los canarios, no vean. Tenían que visitar este sitio, ya que no es de turismo de masas ni mucho menos. Con decirles que estaba yo solo visitando las instalaciones.

Esto se planificó en los años 70 y se construyó en los 80 para obtener observaciones del espacio lejano, aunque actualmente se está haciendo un nuevo proyecto con los adelantos de hoy en día para aprovechar mejor las instalaciones.

Lo primero que me llamó la atención es el impresionante llano de San Agustin, que es como se llama el lugar. Está rodeado de montañas por todos lados, pero lo que es el llano, desde luego que es llano, tiene como 30 kilómetros de diámetro. Del punto central salen tres líneas o vías de tren con un ángulo de 120 grados entre ellas y cada una de las líneas tiene como trece kilómetro de largo y en ellas se han situado 9 antenas parabólicas de más de 250 toneladas de peso, y que tienen la particularidad de que se mueven al mismo tiempo, pero no todas en el mismo ángulo, ya que al estar situadas en distintas coordenadas, el punto a enfocar ocasiona que esos giros no sean iguales para todas. Dependen de un superordenador, que desde luego no te dejan ver.

Y si se preguntan porqué este interés, les diré que en mi vida profesional trabajé en instalar y dar coordenadas, tanto geográficas como terrestres, de varias antenas parabólicas e incluso en dos instalaciones parecidas de "Top secret" de la OTAN, así que quería saber cosas de ellas.

La persona que atendía las visitas me dijo que mis preguntas no eran las usuales. Amablemente me dijo que se le escapaba la mayor parte de las preguntas que le hacía, y que como era sábado no había nadie que pudiera responderme. Una visita muy interesante, aunque fuera del ámbito de conocer lugares nuevos para la mayoría de la gente. En New México hay de todo, y no todo precisamente de lo bueno, lo mejor, y es como digo al principio el cuarto trastero de los USA.

Compartir el artículo

stats