Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yacimientos, muerte y santuarios

Zona conocica como El Verde, en La Palma. Tarek Ode.

A vista de dron, la imagen de una cueva perdida, oculta en lo alto de un barranco, parece una cavidad casi mágica, después este grupo de amantes de la arqueología se han lanzado a la aventura de poner luz sobre los tesoros ocultos de los aborígenes canarios. Sin poder destacar todo esos hallazgos que aparecen en este documental, sí merece la pena destacar algunos de ellos.

El Hierro

En Orchilla se encuentra lo que se denomina Aras de sacrificio. No todas las islas poseen o conserva esta tipología de yacimiento que se concreta en pequeñas estructuras arquitectónicas formadas por hileras de piedras destinadas a la celebración de rituales. En su interior se han encontrado fragmentos óseos de animales carbonizados. La documentación escrita refiere que la población adoraba a una diosa que llamaban Moneiba y al dios Eraorahan. Estas divinidades vivían en lugares conocidos como Bentayca, y a ellos acudía la población a implorar. Para pedir lluvia la población de El Hierro se valía de un animal, un cerdo sagrado al que denominaban Aranfaybo que intercedía ante el demonio para que lloviera. Esta actividad mágico-religiosa está asociada a las aras de sacrificio.

Tenerife

Esta isla cuenta con un importante conjunto de grabados de juegos, que probablemente se remitan a la cultura aborigen, si bien se trata de un recurso que siguió empleando la población posterior a la conquista. De hecho la comunidad pastoril de todas las islas conservó hasta hace escasas décadas esta actividad lúdica, empleándose para ello también paneles grabados de la atapa aborigen. Una muestra interesante puede verse en el yacimiento conocido como Dameros de San Miguel

En Masca existe una tipología de grabados rupestres con connotaciones astrales, localizado en el Roque de Tarucho, que forma parte de un centro ritual formado por cazoletas, dos grabados pisciformes y una cueva funeraria.

Gran Canaria

La zona de Cueva pintada en Acusa Seca es una comarca relevante dentro de la arqueología canaria. Se halla en un ambiente de hábitat troglodita, cuevas funerarias con cuerpos momificados y graneros excavados en la roca, como el del Álamo donde se almacenaba alimentos, también se han localizado ídolos de barro. En este paraje se encuentra la Cueva de las Estrella, y que sorprende por tener su interior pintado en tonos rojos y albos que pueden representar la noche estrellada. Esta isla se caracteriza por documentar grandes necrópolis en malpaíses, siendo Arteara un ejemplo de ello. En esta zona se contabilizan más de mil estructuras funerarias de tipología tumular. En este breve repaso hay que hacer mención de Risco Caído, un relevante conjunto de cavidades que aspira a la denominación de Patrimonio Mundial.

La Palma

La estación rupestre localizada en El Paso, y que se conoce como El Verde, junto con Garafía son en la actualidad las áreas con mayor representación de unidades rupestres de la isla. Aparecen círculos concéntricos, espirales, meandros. Se sitúa en un desnivel de barranco y responden a la tipología de los grabados más característicos de La Palma.

Fuerteventura

Tindaya es sin duda la montaña sagrada más significativa de Canarias. Tal como recoge la arqueóloga Nona Perera en ella se ha documentado la existencia de trescientas representaciones de plantas de pies humanos que la población aborigen grabó para sacralizar el espacio. Además de los grabados contiene diversos elementos arqueológicos como piedras hincadas. Los grabados de huellas de pies se realizaron a través de la técnica del piqueteado continuo y presenta diferentes grados de realismo y abstracción. Mayoritariamente se alinean a la puesta de sol, del solsticio de invierno. Pero esto no significa que se tenga la certeza de que la orientación sea solar ya que en ese rango se encuentra otros objetos celestes vinculados con la fertilidad, Venus y la Luna Creciente del Solsticio de Invierno.

Lanzarote

Tal vez una de las formaciones más curiosas es la que se conoce como Quesera de Bravo o de La Tegala. Se trata de una particularidad arqueológica de Lanzarote, al ser la única isla que documenta este conjunto de canales, algunos compartimentados tallados en la roca volcánica en el malpaís de la Corona. Fue Telesforo Bravo quien recogió por primera vez su existencia acompañado por el pastor Severo Guadalupe Quintero de Argana. Se desconoce su uso.

La Gomera

El alto de Garajonay fue para los pobladores de La Gomera como su catedral. Allí realizaban sacrificios de animales pidiendo que les trajeran agua y también implorando a sus dioses para que aquel demonio que bramaba a lo lejos, el Teide, no les hiciera daño.

Compartir el artículo

stats