Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los paseos por la jungla con Miguel de la Quadra-Salcedo

El periodista ayudó a los participantes isleños en los momentos más duros del Camel Trophy y hasta su muerte mantuvo el contacto con ellos

Los paseos por  la jungla con  Miguel de la Quadra-Salcedo

Los paseos por la jungla con Miguel de la Quadra-Salcedo

La imagen del grupo de whatsapp de los cameltrophistas canarios es una foto en la que se ve a Miguel de la Quadra-Salcedo junto a un Land Rover Defender 90, dos leyendas de la prueba reina del todo terreno. El periodista y aventurero acompañó al equipo de la Península en la práctica totalidad de las ediciones del Camal Trophy y fue uno de los personajes más conocidos y admirados en el convoy.

Carlos Luengo y Fernando Lorenzo, ganadores del trofeo al Espíritu de Equipo en Siberia 1990, cuando aún existía la Unión Soviética, forjaron una amistad con él a orillas del lago Baikal y la mantuvieron hasta su fallecimiento en mayo de 2016. De hecho, cuando desapareció el Camel Trophy en el año 2000 y Miguel de la Quadra se concentró en su otro proyecto, la Ruta Quetzal, fichó a Fernando Lorenzo para que le ayudara en la organización de los viajes por Sudamérica.

Hace 27 años, cuando fue seleccionado para ir a Siberia, Lorenzo trabajaba en una empresa de jeep-safari en el sur de Gran Canaria. Ahora es administrador de una compañía que ofrece sus servicios en la organización de todo tipo de eventos. Sin duda, la experiencia en el Camel Trophy y en la Ruta Quetzal le ayudan en su actual profesión. Acumula cinco aventuras de las 1.000 millas, pues como coordinador de los equipos canarios también fue en el convoy entre los años 1994 y 1997. De hecho, Lorenzo es el alma y principal artífice de estos reencuentros. En la despedida de La Esperanza estaba exultante porque había logrado reunir a cuatro equipos completos. Al almuerzo del último día asistió Belén de la Fuente, participante en Kalimantán en 1996 junto a Adolfo Suanzes. Tampoco ellos se habían vuelto a ver desde entonces.

Carlos Luengo, tinerfeño ahora dedicado ahora a la elaboración de vinos, también tuvo una estrecha relación con Miguel de la Quadra. Fue el primer canario contratado por la organización y también participó como conductor en la aventura de Tanzania-Burundi, donde el apoyo del periodista de TVE fue crucial para espantar el hambre.

Micael Lofgren, fotógrafo acompañante del equipo isleño, recuerda sus paseos con Miguel de la Quadra por las junglas tanzanas en busca de frutas. Es icónica la foto en la que se ve a ambos compartiendo unas papayas a orillas del lago Tanganica. El de Lofgren es otro caso especial en el Camel Trophy, pues quedó tan impresionado por el viaje que se preparó a fondo para ir como participante. Lo consiguió en la edición de Mongolia.

Compartir el artículo

stats