Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

Arrancan las primarias en Estados Unidos

Doce candidatos demócratas, solo cinco con posibilidades, inician mañana en los caucus de Iowa una carrera por la nominación presidencial con cumbre en el Supermartes del 3 de marzo y final en junio

Arrancan las primarias en Estados Unidos

Mañana, lunes 3 de febrero, comienza en EE UU una larga carrera presidencial que durará nueve meses exactos, hasta las elecciones del martes 3 de noviembre. El pistoletazo de salida lo darán miles de ciudadanos demócratas y republicanos del estado de Iowa, que en caucus (asambleas cerradas) escogerán a sus candidatos preferidos. Dado que el aspirante republicano está claro, toda la atención se centra en saber quién será el rival demócrata de Donald Trump.

Se abre pues un periodo en el que los demócratas celebrarán 57 elecciones primarias -la última el 6 de junio en las islas Vírgenes- que desembocarán en la convención de Milwaukee (Wisconsin). Allí, del 13 al 16 de julio, los delegados salidos de las primarias decidirán quién es la persona que intentará arrebatarle la Casa Blanca a Trump.

Solo doce de los 29 demócratas que hace meses se inscribieron como precandidatos siguen en la brecha. Pero nada más que cinco, según los sondeos, tienen posibili- dades. Se trata del templado Joe Biden, vicepresidente con Obama; el socialista democrático Bernie Sanders, senador derrotado por Hillary Clinton en las primarias de 2016; la demócrata radical Elizabeth Warren, también senadora; el joven Pete Buttigieg, alcalde de una ciudad de cien mil habitantes (South Bend, Indiana), y el magnate Michael Bloomberg, dueño de la agencia de noticias que lleva su nombre y único candidato que, como Trump en 2016, se pagará la campaña de su bolsillo.

Según el promedio RCP de encuestas a escala nacional, Biden es el nombre con más apoyos (28,4%), seguido de Sanders (23%), Warren (14,9%), Bloomberg (8%) y Buttigieg (6,9%). Pero en EE UU, la escala nacional no cuenta para las presidenciales. Hay que ir ganándose cada estado, y en Iowa el favorito es Sanders (25%), seguido de Biden (22%). Lo mismo ocurre en Nuevo Hampshire, donde el día 11, y no en asambleas sino en colegios convencionales, se celebrarán las siguientes primarias: Sanders cotiza un 24% frente al 16% de Biden.

Sanders ha crecido mucho estos últimos días en ambos estados a costa de Warren, que compite por su mismo espacio radical. En cuanto a Bloomberg, su ausencia de los puestos de cabeza no debe engañar, ya que ha decidido concentrar sus millones y su agencia, una formidable máquina de minar datos, en las grandes citas. Iowa solo otorga 41 delegados. Nuevo Hampshire, 24. Una nadería comparados con los 1.344 que se asignarán el 3 de marzo, el Supermartes, cuando se celebren 16 votaciones, entre ellas las de California (415) y Texas (228). Después de esa etapa, el perfil de la carrera estará más claro.

No es de extrañar el auge de Sanders, paralelo al fuerte apoyo que mantiene Trump, quien el pasado miércoles exhibía un respaldo del 45,6%. Hay que remontarse al 5 de febrero de 2017, quince días después de su investidura, para encontrar una cifra una décima mejor. Es una buena prueba de que el actual juicio de "impeachment" en el Senado, lejos de dañarle, le beneficia, pues cohesiona a sus bases, de igual modo que las izquierdistas se agrupan en torno a Sanders.

Ambos son los emblemas de la creciente polarización de EE UU desde que en 2008 estalló la crisis y fue elegido Obama. Una profunda división acrecentada por las maneras de Trump, quien exhibe buenos datos económicos (3,5% de paro), ha modelado a su gusto al Partido Republicano y, a juzgar por la roqueña solidez de sus bases, tiene la reelección más cerca que lejos. Digan lo que digan unas encuestas nacionales que, ahora mismo, le dan perdedor contra cualquier demócrata que no sea Buttigieg.

Compartir el artículo

stats