Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Demografía

La España demediada de 2100

En ochenta años habrá la mitad de españoles y el país habrá caído del puesto 13 al 28 en la economía mundial, según un estudio de la Universidad de Washington

La España demediada de 2100

La España demediada de 2100 LP/DLP

En 2100 habrá la mitad de españoles que ahora y España pasará de ser la potencia económica número 13 del mundo a la 28. Hay españoles de hoy que verán esa España demediada, si son buenos los cálculos de un estudio del que es responsable el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, que hace proyecciones globales, regionales y nacionales sobre economía, población, mortalidad, fertilidad y migración en 195 países. La revista The Lancet"lo ha publicado.

Globalmente, el estudio estima que la población mundial comenzará a reducirse a partir de la segunda mitad de este siglo lo que, unido a la caída de la fertilidad en ciertos países, cambiará los equilibrios de poder globales.

España será uno de los países que más acusará esta tendencia. Veamos nuestros números:

En 2100 habrá 23 millones de habitantes.

En 2017 éramos 46 millones.

No hay unanimidad en estas proyecciones sobre la población mundial, pero siempre aparece la tendencia de la España menguante.

Naciones Unidas pronostica un 2100 con 33 millones de españoles. Algo menos de los que había en 1970.

No estaremos solos en ese declive. Italia también perderá población y peso y ocupará el puesto 25.º en el mundo. También nuestro vecino Portugal perderá la mitad de su población respecto a la que suma ahora. Países del Sur.

En el mundo, sufrirán el mismo descenso 23 países, entre ellos Japón, Tailandia y Corea del Sur.

En cambio, las potencias de nuestra zona resistirán: Reino Unido, Alemania y Francia se mantendrían dentro del 'top diez' a final del siglo, según las proyecciones.

¿Qué hace que países cercanos geográfica y políticamente se comporten de modo distinto en su población?

El estudio lo atribuye que unos apuestan firmemente por la inmigración a largo plazo y otros no. Eso explica el caso de Francia y Reino Unido. Igual sucederá con Australia, Canadá y Nueva Zelanda si mantienen esa inversión en población de origen extranjero.

Veamos cómo dibuja el planeta de 2100 el IHME de la Universidad de Washington.

Ahora mismo estamos vivos en la Tierra 7.000 millones de personas. La progresión es tremenda. Hace solo 60 años, en 1960, éramos 3.000 millones.

Naciones Unidas calcula que en 2100 habrá 11.000 millones de habitantes. La Universidad de Washington estima 9.000. ¿Por qué hacen esta corrección?

El informe publicado por The Lancet, prevé que la población mundial seguirá creciendo y alcanzará un pico de unos 9.700 millones en 2064, pero después caerá a los 8.800 millones a finales de siglo.

¿Las causas? Siempre hay más de una.

La mayor educación de la mujer, más generalizada y temprana y el acceso a la anticoncepción acelerarán la disminución de la fertilidad y el crecimiento demográfico lento.

La educación misma, cuando alcanza los niveles superiores, actúa como un anticonceptivo. En España lo vivimos a partir de los años 70, cuando las mujeres empezaron a acceder masivamente a las universidades.

A la altura de 2069 ese cambio en la vida de las mujeres llegará incluso a Níger, donde la natalidad alcanza ahora los 7 hijos por mujer y a final del siglo será similar a la actual de Francia (1,8 hijos).

Muchos países fuertes ahora, con población envejecida

Los expertos pronostican que China será en 2035 la mayor economía mundial en términos de producto interior bruto (PIB), superando a Estados Unidos. Pero podría experimentar un "rápido" declive demográfico a partir de 2050, con una reducción en su fuerza laboral, desde los 950 millones en 2017 a los 357 millones en 2100.

Eso podría permitir que Estados Unidos regresara al primer puesto hacia 2098, siempre que siga admitiendo emigrantes para trabajar. Los españoles de 2100 tendrán una cultura bien distinta por esas dos influencias que se disputan la carrera del poder mundial.

India podría ser el único país asiático capaz de proteger su fuerza laboral, a pesar de que la población trabajadora caería desde los 762 millones de 2017 a los 578 en 2100, lo que situaría su PIB en el puesto tercero. Una buena subida desde el séptimo puesto que alcanzó hace tres años.

Habrá un gran debutante en el baile mundial de 2100: Nigeria. El país africano tiene ahora 220 millones de habitantes y ocupa el puesto 23 en el ranking mundial medido por el productor interior bruto.

En 2100 sus casi 800 millones de habitantes -solo por detrás de India (1.000 millones) y por encima de China- lo convertirán en una potencia global en el podio de la población. Entre los 10 países más poblados del mundo, 5 serán africanos. Después de Nigeria, estarán la República Democrática del Congo, Etiopía, Egipto y Tanzania. Entre ese top ten ya no estarán Brasil, Bangladesh, Rusia ni Japón.

La población del planeta será más negra.

Hay una moraleja en el estudio del IHME de la Universidad de Washington: "Algunos países mantendrán a sus poblaciones a través de políticas de inmigración liberales y políticas sociales que apoyen más a las mujeres que trabajan y alcanzan el tamaño de familia deseado. Es probable que estos países tengan un PIB mayor que otros países, con los diversos beneficios económicos, sociales y geopolíticos que conlleva una población activa estable".

Compartir el artículo

stats